Ir a versión móvil

Foro de perros


Historia de CAI, CAPITUOLO I


Índice del Foro ->

Comportamiento

 
Autor Mensaje
cai

Jovencit@

Jovencit@


Registrado:
May 2005
Mensajes: 70


Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 24/09/2005 22:43
Citar

Enlaces patrocinados

(CAPITULO I)

Hola a todos, aquí estoy de nuevo.
Permitan que me presente otra vez, por si a caso alguien aún no me conoce.
Mi nombre es CAI, natural de Cádiz nací el 9 de Enero del 2005.Como veréis tengo sólo 8 meses me podéis ver en la sección de fotos que tengo en la pagina.
Pues bien, a pesar de mi corta edad tengo un historial amplio que me gustaría contaros en varios capítulos para no aburriros demasiado, pero es una historia que les puede ayudar a muchos.


Más o menos a los dos meses de haber nacido, me abandonaron en un centro de recogida de animales llamado Ávila Fornel, en Puerto Real (Cádiz); era un sitio donde la gente pasaban para adoptarnos a mis hermanos y a mí, en ese lugar se portaron muy bien con nosotros, nos dieron muchos mimos y cariño y sobre todo la gente que iba a visitarnos, yo no estuve mucho tiempo que digamos en ese sitio porque creo que fue la misma tarde que nos llevaron cuando apareció Pepe, el que es mi amo desde entonces y al que le tengo mucho cariño igual que él a mí.
Recuerdo cuando él llegó que me miraba con una cara de darme lo que yo necesitaba; el calor de una familia. Él me cogió con sus manos y luego a mi hermano uno mas blanco que yo y a mi hermana, la que casi nadie quería por ser hembra, ¡ que discriminación ¡ pero bueno, sabía que alguien la adoptaría seguro. Pepe me volvió a coger entre sus manos y dijo ¡éste se viene a casa,¡me gusta!, así fue gracias a Dios y le estoy muy agradecido, pues de no caer en sus manos vete a saber como estaría yo ahora o quizás no, pero bueno eso era el destino y el mío fue demasiado bueno, el de mis hermanos no se cual habrá sido, espero que como mínimo sea como el mío que hoy por hoy no me puedo quejar.
Ya en casa, conocí a mi ama también muy cariñosa, a la que oí decirle ¡¡ yo no quería perros¡¡ para que me traes un perro si sabes que después si le pasa algo lo paso muy mal!, pero en cuanto la miré la cautivé, en eso soy un experto y enseguida me hice querer por ella yo la quiero con locura pero no se lo de muestro tanto como a mi amo.

Al día siguiente comenzaron las sesiones de vacunación y me hicieron mi cartilla veterinaria, más tarde me pusieron en el cuello un chip, por si me perdía etc.
Conocí a los vecinos de mi amo, son unos jóvenes muy cariñosos, con unos niños pequeños que les gusta jugar conmigo y nos llevamos muy bien.

Yo era muy nervioso , en parte era normal a mi edad, pero también demasiado inquieto no se si por la situación, por estar separado de mi madre tan pronto o que se yo, lo que más odiaba era cuando se iba mi amo al trabajo, menos mal que me quedaba con mi ama, hasta que el venía, lo peor era cuando me dejaban sólo en la casa, porque no comprendía que había sitios que donde iban ellos no podía ir yo, pero eso no lo entendía, el caso es que fueron pasando los meses y no cambiaba, no soportaba estar sólo, me ponía histérico, destrozaba lo que pillara, menos mal que mi amo me dejaba juguetes para poder yo saciar mi ansiedad y nunca le destrocé nada importante como otros perros que destrozan muebles sillones etc. etc. Yo sólo me como (destrozo) lo que sea de plástico, y con los papeles o cajas de cartón hago papelillos, jeje. Las pelotas me vuelven loco, salgo tras ella, si es que puedo y como la pille se acabó la pelota la hago trocitos. Ante eso mi amo me compró uno que eso si que es duro de roer se llama kimkon o algo así, y eso es super duro, e incluso me la rellenan de comida para que me distraiga sacándola, a mí me gusta mucho ese juguete. Según oía decir a mi amo, yo tenía unas locuras repentinas que me daba por correr por la casa como un desesperado.
Cuando esto ocurría, decía…¡ya le entró el ataque! ; no hacía caso a lo que mi amo/a me decían, y eso que me daban tanto cariño.

Un día me compraron una correa para sacarme de paseo y me gustaba mucho pasear aunque reconozco que lo de la correa no me hacía mucha gracias hasta que me acostumbré, entonces estaban mis abuelos que así les llamo a los padres de mi ama. Son como dos niños de 83 años, y yo para ellos soy su juguete les encanta estar conmigo, también me compraron un cinturón especial para el coche, él siempre estaba comprándome cosas nunca me podré quejar, luego por la calle me asustaba de todos los ruidos urbanos y todo ese mundo que no sabía que existía fuera del hogar, pero me gustaba y me hice a ese mundo y poco a poco me fui asociando a la gente de la calle, que me echaban muchos piropos y elogios, de ahí que sea yo también un poco chulo y me guste chulear delante de todos, pues siempre llevo mi rabo bien alto.
Mi querido amo me entendía, y el me daba más de lo que yo le debía dar, a veces se enfadaba, pero nunca me pegó, “eso lo dejo bien claro”.Antes de eso me llevó a un educador para que me diera unas clases de adiestramiento, cosa que según mi amo yo necesitaba ya que yo no le hacia caso, era un bala “ perdía”.
Bien, pues llegó el día y me lo presentaron, un joven muy agradable, auque no me caía muy bien al principio por las órdenes que me daba y que yo tenía que obedecer por narices y lo que me hacía más gracia era que hablaba un poco raro, diferente a los demás, hasta que me dijeron lo compañeros de clase que era Holandés y por eso teníia ese acento, debía llevar mucho tiempo en España, pues la verdad es que hablaba muy bien el Español.
Empiezan mis clases con Willy, mi profe; era un poco divertido, no me disgustaba ir a las clases de Willy, todo lo contrario, sabía que me iba a encontrar con otros perros y como veía que ellos hacían todo lo que les decían, mejor dicho que eran mas aplicados que yo, pues yo obedecía también a todo y observaba como se ponía mi amo de contento.
En casa seguíamos practicando, digamos haciendo los deberes.
Yo seguía esforzándome y todo iba” perfe”, me daban mis premios (golosinas) ummm, eso cada vez que me portaba bien y obedecía, aunque en casa intentaba dominar la situación pero mi amo nunca me lo permitía, así que no tuve mas remedio que aprender y hacerle caso a lo que me decía, menos cuando los abuelos estaban en casa que como a los nietos de verdad ,me lo consentían todo pero no tuve más remedio que cumplir las órdenes que me daba, por la buena marcha del negocio, “menos a mi ama”, a ella le hacía menos caso, pasaba un poco de ella, y hoy sigo más o menos igual, aunque eso sí, la quiero machísimo y ella a mí me quiere con locura pero yo le hago más caso a mi amo, claro que según la jerarquía de mi familia era así, por eso no lo voy a cambiar ahora, jeje

Termina el curso esto fue entre julio y agosto, y Willy me dió un sobresaliente, ¡que bien me sentí ese día¡.
Como era verano ya estaban aquí mis tíos, o sea los hermanos de mi amo, que al día siguiente de estar en casa, no me acordaba que estaban allí y me asusté cuando los vi bajar por las escaleras y lógicamente me puse en guardia.
Me llevaban a la playa cosa que me encantaba, jugar y nadar era mi locura, hablando de locuras vuelvo a lo mismo, yo siempre a mi bola, corriendo y gastando energías que me sobraban, de vez en cuando iba tras del primero que pasara corriendo delante mía y le ladraba y lo asustaba, reconozco que no estaba bien, era una gamberrada de las mías, mi amo se enfadaba mucho e intentaba corregirme pero no le hacía caso; luego si voy en el coche ,ladro a todos los que pasan cerca para asustarlos, pero eso lo hago para guardar y vigilar el coche a mi amo, el cual es mi territorio en ese momento, eso no lo entiende él, pero bueno…. Ya lo va entendiendo.
Yo más terco que una mula, y con mis agobios a estar sólo separado de mi amo, cosa que no soporto, ya que me he convertido en su sombra, comprendo que desesperaba a todos, pero eso de quedarme sólo es superior a mí, las paredes las pongo hechas un asco de sucias con mis saltos para poder salir por alguna parte, e incluso cuando él llega del trabajo pego unos saltos y unas carreras de loco para saludarle y demostrarle mi afecto pero creo que eso no le gusta y me pone la rodilla en el pecho cada vez que salto para no ensuciarlo con mis patas y noto como me ignora cada vez que se va y cuando llega. Luego cuando estoy calmado que ya paso de él, entonces viene y me acaricia ¡ no entiendo a los humanos¡ así que me estoy planteando no demostrarle tanto cariño, al menos tan eufóricamente.
Todos dicen ya se le pasará, pro el único que me entendía era mi tito Miguel y mi tita
Mari Carmen, claro, ellos tuvieron uno que por fuerzas mayores, se lo dieron a mi amo, y el pobre PITU, porque era un pitufo jeje, y fíjense si lo cuidaron tan bien que duró18 años, más que una chaqueta de pana ( ojalá dure yo lo mismo)y luego tuvieron otro, un pastor alemán, Thor se llamaba, y ese pobre tubo peor fortuna, le picó un mosquito y se lo cargó ( en paz descanse) por eso ellos me entienden . Sin embargo mi otros titos como ellos tiene un perro chiquitito que sólo quiere estar en los brazos, ese primo mío si que está “ mimao”, yo intento jugar con él pero no se deja, claro que aunque es más pequeño que yo, pero de edad es mayor, será por eso que es un adulto, ¡¡ No quiero ser adulto¡¡
Yo siempre les oía decir que yo era muy bueno y muy cariñoso y todo esos elogios pero que no podían más con mi actitud desesperante, que hasta Willy decía en alguna ocasión que yo era un enano (cariñosamente claro.) pero un loco demasiado nervioso.
Bien, llega un gran día, era por Junio el ascenso de mi equipo “EL CADIZ SUBE A 1ª “
Que alegría, mi ama me había confeccionado una equipación del Cádiz C.F. , yo tan negro y esos colores amarillo y azul me resaltaba tanto, que fui la estrella en la calle, la gente me gritaban ese perro..ese perro, ese perro, ese perro es….. y ese perrooooo.. oé, luego yo buscando a los de la cruz campo haber si me hacían alguna publicidad ya que cogí una lata de cerveza y no había quien me la quitaran de la boca, y la gente aún se reían mas al verme, me lo pase muy bien, no me asustaban las aglomeraciones de la fuente ni los petardos ni las bengalas, yo iba a lo mío a disfrutar del ascenso de mi mismo nombre el Cai., y hacerme fotos con todo el mundo, la gente se paraban me decían cosas y me hacían fotos, me sentía el nuevo fichaje del Cádiz c.f.
Y pasaron los días, yo seguía unos días mas locos que otros, seguía disfrutado con mis titos que venían de vez encunado y pasaban el fin de semana en casa íbamos a la playa de paseo, etc. Porque eso de quedarme solo no estaba hecho para mí, hasta que….
ahora viene lo peor de mi corta vida.



Pasa a leer la II parte de esta historia.
Te agradeceria me dejaras tu opinion, gracias.

Última edición por cai el 16/10/2005 15:07; editado 4 veces
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv. MSN Messenger
Trebol

Mayorcit@

Mayorcit@


Registrado:
Dic 2003
Mensajes: 261

Ubicación: Las islas exóticas ;)
Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 02/10/2005 00:24
Citar

Cai no me sale nada más que no sea :shock: :shock: ole ole sigo leyendo pedazo historia con dualidad de sentimientos.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv. WWW

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> Comportamiento

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba