Ir a versión móvil

Foro de perros


Castracion


Índice del Foro ->

General

Ir a página 1, 2, 3 ... 10, 11, 12  »  
Autor Mensaje
Cabal

Adoptad@

Adoptad@


Registrado:
Feb 2009
Mensajes: 4


Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/02/2009 20:12
Citar

Enlaces patrocinados

Hola, tenemos un labrador de 1 año al que no pensamos cruzar para camadas nunca.
El veter. nos comentó que en ese caso seria mejor castrarlo para evitar asi problemas de prostata.
Hemos leido que hay que esperar a que termine de crecer para castrarlo. Es esto así? y si es así.......un labrador de un año ha terminado ya de crecer y se le puede castrar ya?
Es mejor esperar?
El veterinario dice que ya ha dejado de crecer.

Un saludo. Guiño [/b]
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv.
Dulce

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Nov 2008
Mensajes: 856

Ubicación: Alicante
Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/02/2009 20:15
Citar

Si no lo vas a aparear si es mejor que lo castres. Pero en lo otro no te puedo ayudar. No se si ya ha terminado de crecer. Pero si el vet te ha dicho que ya ha crecido todo lo que tenia que crecer sera por algo, digo yo.

Espero que otros sepan mas que yo jaj
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/02/2009 20:37
Citar

el crecimiento no tiene nada que ver con lo organos sexuales, le puedes castrar desde los tres meses en adelante, aunque se recomienda que se haga en torno al año, por si te sirve, te añado un articulo sobre los beneficios de la castracion esterilizacion, se lo doy a todas las personas que pregunta por cachorros de mi "familia" perruna, me centro en Bullmastiffs, pero es aplicable a cualquier raza

BENEFICIOS DE LA ESTERILIZACIÓN/CASTRACIÓN TEMPRANAS



A pesar de la creencia generalizada, hacer criar por criar a una perra o hacer cubrir por hacer cubrir a un macho, no siempre es necesario. Y de hecho, la mayor parte de las veces, es recomendable que los machos y las hembras sean castrados y esterilizadas a edad temprana.

Obviamente cuando recomiendo esta práctica no es sencillamente porque sí. Ni porque piense que de esa manera voy a tener “menos competidores” en el mundo del Bullmastiff.

Mis razones para recomendar esta práctica a todos los futuros propietarios de un cachorro “CASTRO-CASTALIA”, van mucho más allá de las que pudieran entenderse como meramente crematísticas (a menor competencia, más posibilidades de colocar mis cachorros entre terceros), algo que nunca me ha preocupado lo más mínimo, porque para mí la crianza de Bullmastiffs no es sino un hobby, un placer, una pasión.

Las razones, mis razones, como digo, son mucho más profundas y mucho más fundadas, también, y tienen que ver con algo que para mí es esencial, con la Salud (con mayúsculas) de los perros en general y, obviamente y con mayor motivo de “mis” Bullmastiffs en particular, porque ni que decir tiene que incluso después de que cada uno de los cachorros que crío con esmero y particular dedicación y con todo mi cariño, se hayan ido a sus nuevos hogares no dejan de ser por ello algo “muy mío” por el resto de su vida.

Hoy se sabe y así hay que decirlo, con todas las letras, que la castración y la esterilización tempranas de perr@s, es como un seguro de vida (y de longevidad). Y bien merece la pena que entremos a fondo en los argumentos que dan lugar a tal afirmación.

Hembras

De una parte tenemos argumentos médicos muy sólidos y perfectamente constatados y demostrados que apuntan a que la esterilización temprana de las hembras reduce muy significativamente la tasa de cáncer de mama, el tumor más habitual en perras cuyo aparato reproductor permanece intacto. Tanto es así que entre el colectivo de perras intactas, el riesgo de que aparezca un tumor de mama a edad adulta es de tres a siete veces superior con respecto de aquellas otras que son esterilizadas. Pero todavía hay más; si la esterilización se produce antes incluso del primer celo, la tasa de cáncer de mama se reduce a un mero 0.5&, en tanto que en perras que son esterilizadas entre el primero y el segundo celo, el índice aumenta hasta el 25-26%. Y esto no lo digo yo, lo dicen estudios comparativos llevados a cabo en la Facultad de Veterinaria de Cornell (USA), que está considerada como la más importante del mundo.

Pero aún hay más; aparte de que con la esterilización temprana de las perras se evite el riesgo de aparición a edad adulta de los tumores de mama y de otras partes del aparato reproductor, también y esto es casi tanto o más importante, se evita otro riesgo muy común: la piómetra (pus en el útero), una forma de infección uterina que demasiadas veces puede incluso a resultar fatal si no es detectada y tratada a tiempo. Si además tenemos en cuenta que la forma más segura y directa de tratar y curar una piómetra pasa por practicar, en una gran mayoría de casos, una ovariohisterectomía (ablación de ovarios y útero) de emergencia, ya tenemos otro buen argumento para pensar en realizar esta operación no cuando la perra ya está en fase crítica y de alto riesgo sino hacerlo cuando está perfectamente sana y llega a la operación en óptimo estado de salud, por cuanto la intervención misma, el post-operatorio y la recuperación serán lógicamente mucho más fáciles.

A esto tenemos que añadir algo que me parece importante recalcar aquí y es el hecho de que las Bullmastiffs son especialmente propensas a padecer infecciones de útero como consecuencia de lo que parece una alta sensibilidad a su propia producción de progesterona durante la etapa de celo; esto significa que en las semanas posteriores al estro, es muy frecuente que desarrollen esta condición. Y lo que es peor es que como esta raza se caracteriza por su enorme valentía y su alta tolerancia al dolor, no expresan síntomas de enfermedad hasta que esta está muy avanzada y, para entonces, la solución casi siempre pasa por ser quirúrgica pues el tratamiento de la piómetra cerrada (la más común en la raza) no presenta otras alternativas.

Por lo tanto y teniendo en cuenta los riesgos que supone llegar a una intervención quirúrgica que requiere anestesia total y que es suficientemente invasiva en condiciones tan dramáticas como las que acaecen cuando una hembra de Bullmastiff finalmente muestra sintomatología que pueda identificarse como propia de una piómetra cerrada –riesgos que en el peor de los casos pueden llevar a una septicemia y a la muerte del animal--, bien merece la pena no llegar a este extremo y pensar en la esterilización como una forma de prevención activa y definitiva. Lo que unido a los demás beneficios que se derivan de esta práctica ya justifica suficientemente que se tenga en consideración esta opción en todos aquellos casos en los que las perras no vayan a ser utilizadas para la cría selectiva y responsable, en manos de criadores verdaderamente experimentados.

Y por si todo esto fuera poco, muchos especialistas norteamericanos promulgan ya incluso que la esterilización se practique a las siete u ocho semanas de edad; de hecho la Dra. Katherine Salmeri, en Minesotta (USA) afirma que “no hay ningún problema en esterilizar y castrar cachorritos de siete semanas. La anestesia es sencilla y la recuperación de ésta no presenta ningún tipo de complicaciones, hasta tal punto de que en el caso de las hembritas el tiempo empleado en la intervención se reduce significativamente con respecto de hembras adultas por el hecho de que apenas haya grasa abdominal. Una hora después de la intervención los cachorros ya pueden estar de vuelta en el seno de la camada, perfectamente despiertos y activos y comiendo y jugando normalmente”. Más aún se ha comprobado, en varios estudios comparativos, que l@s cachorro@s que son esterilizados o castrados a tan corta edad, no solamente no crecen menos ni peor, sino que el desarrollo de los huesos largos (ese que tantas veces causa auténticos quebraderos de cabeza a los propietarios dado que suele producir Panosteítis y otros cuadros) es más correcto.

Machos

Todo lo anterior se refiere a las hembras y claro, los machos también tienen su parte y beneficio en esta historia. En su caso, está estudiado y demostrado que dado que el cáncer de testículos es el segundo en importancia (inmediatamente por detrás del cáncer de piel) y por lo tanto nuevamente tenemos aquí un argumento ya por sí suficientemente sólido para considerar la castración como una ventaja, un beneficio. Pero no es esta la única razón que se exhibe médicamente para defender tal práctica. Otras son por ejemplo la evitación de la Prostatitis (engrosamiento benigno, pero no carente de complicaciones, de la próstata) que afecta a un 60% de los machos no castrados a partir de los cinco años de edad, amén de otras complicaciones de salud como por ejemplo la torsión o infección de los testículos.

Centrándonos específicamente en los machos de Bullmastiff, tenemos que a partir de los 10-15 meses de edad son, por lo general, muy activos sexualmente y muy sensibles a la presencia de hembras en celo no ya en su entorno inmediato y cercano, sino incluso en un perímetro de…¡¡10-15 km. a la redonda!! Aparte de mostrarse inquietos, deambular, aullar desconsoladamente, rehusar el alimento y presentar a veces incluso alteraciones gastrointestinales de difícil explicación, puede presentarse una inflamación de testículos que de origen a una Orquitis y también una inflamación de próstata que de origen a una Prostatitis. Ambas condiciones, pasajeras ciertamente, son terriblemente dolorosas para el animal, llegando incluso a producir alteraciones mecánicas y funcionales que afecten al movimiento de los cuartos posteriores (con un cuadro similar al que se produce cuando hay dolor de riñones) y al paso de las heces o de la orina. Y lo peor de todo es que en perros hiperactivos sexualmente, estos problemas se repiten una y otra vez, siempre que haya hembras en celo alrededor.

No tiene pues mucho sentido mantener al animal intacto si no va a ser empleado como semental de forma habitual y, con ello, facilitar la aparición de estos cuadros que pueden llegar a complicarse tontamente y obligar a una intervención quirúrgica urgente.

Otros beneficios

Hasta ahora he hablado de los beneficios médicos de la práctica de la esterilización y la castración en hembras y machos jóvenes, respectivamente, pero cabe preguntarse qué otros beneficios puede para los perros y la respuesta es simple: muchos. Muchos que tienen que ver con su comportamiento.

En el caso de las hembras, la ablación de ovarios y útero reduce significativamente la competitividad entre ellas, lo que es muy cómodo cuando hayan de convivir dos o más perras juntas, dado que se evitan las peleas que habitualmente son bastante subiditas de tono cuando las hormonas están un poco enloquecidas, léase en el periodo inmediatamente anterior, durante e inmediatamente posterior al celo. Celo que normalmente aparecería cada seis u ocho meses y que por razón de proximidad surge en todas las perras casi al mismo tiempo y que por lo tanto vendría a dar lugar a que tales peleas se produjeran durante un plazo aproximado de mes y medio cada cuatro o seis meses.

En el caso de los machos, la castración implica que no sientan la necesidad de perderse por ahí en plan conquistador, siguiendo el rastro oloroso de las feromonas que libera cualquier hembra no esterilizada por el vecindario ni tampoco de ir marcando territorio a diestro y siniestro. Pero además significa también que se reduzca considerablemente el instinto de dominancia sobre otros machos y por lo tanto la competitividad y el afán de pelea.

De hecho las estadísticas son determinantes y hablan de que un 60% de los machos castrados muestran una disminución importante en el comportamiento agresivo y de hiper dominancia hacia otros perros, en tanto que hasta el 90% dejan de deambular y de escaparse, luego de ser castrados. El Dr. Benjamín L. Hart, gran experto en comportamiento canino y prolífico autor de interesantes libros sobre la materia, afirma que esta práctica “no produce cambios en la personalidad del animal, excepto los relacionados con la agresividad y el escapismo y la necesidad de deambular. La capacidad para el juego, el ladrido de aviso, la necesidad y búsqueda de afecto por parte del dueño y los niveles de actividad no se ven en absoluto comprometidos por la castración de los machos”.

Y finalmente hay otra razón de peso para la práctica de la esterilización y la castración que es la eliminación del riesgo de embarazos no deseados y el nacimiento de cachorros que luego tienen, en muchos casos, difícil o nula salida.

A la vista de todo lo anterior, parece que ya hay suficientes argumentos y de peso para aceptar como adecuadas estas prácticas.

Los viejos mitos


Los detractores de la práctica de la esterilización y castración tempranas, suelen exhibir algún argumento que por trasnochado y absurdo conviene también traer a la palestra. Se dice que los perr@s que han sido castrados y esterilizados presentan un mayor índice de obesidad y son más letárgicos. Pues bien, hoy en día y tras varios estudios perfectamente documentados, se puede afirmar contundentemente que las gónadas (glándulas sexuales masculinas o femeninas) poco o nada tienen que ver con la acumulación de grasa o la actitud desinteresada ante la vida…

Cierto es que algunas veces perros o perras que son castrados a edad adulta o pasados los seis siete años, parecen más proclives a engordar que otros, o más abúlicos, pero… ¿acaso nos hemos preguntado si esto más que ver con el tema de la desaparición de parte de su aparato reproductor, no tendrá relación con el hecho de que comen mucho más de lo que necesitan por su edad y son menos activos en razón de esto mismo? El hecho cierto e inapelable es que un estudio y seguimiento comparativo llevado a cabo recientemente en el que se emplearon cuarenta y cuatro Pastoras alemanas, demostró que independientemente de que unas fueran ovariohisterectomizadas (es decir “vaciadas”) y otras permanecieran intactas, no se encontrados diferencias sustanciales en su masa corporal o en su capacidad de trabajo en razón de que estuvieran o no intactas.

Bien es cierto que quienes afirman que las perras esterilizadas pueden sufrir pérdidas ocasionales de orina no van muy desencaminados y que esto llega a ocurrir en una minoría de casos y siempre y cuando la intervención para la ablación de ovarios y útero se haga sin utilizar una técnica bien conocida y segura denominada colposuspensión, que evita este problema.

Sin embargo, la incontinencia urinaria, que habitualmente aparece durante el sueño, es un trastorno que puedesuele aparecer en aquellas hembras que han sido esterilizadas a edad tardía o en esas otras en las que no se ha practicado la intervención quirúrgica correctamente. Para evitarla en la medida de lo posible, hoy en día se practica la colposuspensión retropúbica abierta, en el momento de realizar la ablación del útero y de los ovarios a la perra. Se trata de una práctica quirúrgica que incluye la elevación de los tejidos cerca del cuello vesical y la uretra proximal en el área detrás de los huesos pubianos anteriores, a fin de corregir la oclusión uretral deficiente

De ahí que yo personalmente sugiera a todos los propietarios de hembras que discutan previamente con su veterinario la técnica que vaya a emplear para la esterilización temprana y que se aseguren de que les practique la colposuspensión.

Otro dato que conviene tener muy en cuenta a la hora de esterilizar a las hembras es que la operación debe realizarse en la fase de anestro/diestro (es decir cuando el útero descansa tras un celo completo y antes del siguiente) y por lo tanto alrededor de sesenta días después de que haya terminado el primer celo, por ser este el momento en el que existe una menor vascularización de la zona y precisamente por ello la intervención se realiza en óptimas condiciones y con muchos menos riesgos de hemorragias o infecciones posteriores.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
eva381

Adult@

Adult@


Registrado:
Ago 2007
Mensajes: 132


Valoración: 2
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/02/2009 21:59
Citar

http://www.voraus.com/adiestra.....icleid=553
Os dejo este enlace donde hay un artículo en el cual explican los problemas de la castración a temprana edad cuando el perro/a no están hechos.
Un saludo
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv.
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/02/2009 22:45
Citar

Interesante articulo, eva, lo que pasa es que en muchisimas de sus afirmaciones se basa en un unico estudio que teoricamente da la razon a sus afirmaciones (en algun caso de los citados, solo vagamente), ineteresantisimo en cuanto al crecimiento, investigare mas por esa via ya que hasta ahora, solo conocia teorias.

En cuanto al resto, no estoy de acuerdo, ni tampoco las principales facultades veterinarias del mundo (canceres, comportamiento, etc) el articulo contradice a los mayores expertos y se basa en la practica de la esterilizacion/castracion en epocas muy tempranas, hace unos años de moda en EEUU y hoy en dia, practicamente en desaparicion, aunque los que abogan por esta practica, lo justifican tambien con muchisimos beneficos de salud que le proporciona al perros (tambien constatada con numerosos estudios), curiosamente, comparto la fecha (mas o menos) para realizar la operacion, lo que no comparto son la cantidad de problemas que dice que pueden pasar.

Curiosamente, para justificar algunos canceres, se basa en estudios sobre Goldens y justamente, esta raza es propensa a padecer este tipo de afecciones, luego ¿es la castracion? ¿son las lineas de cria? ¿es la alimentacion? el estudio no se fija en ninguno de estos conceptos los cuales, inciden claramente en el desarrollo de canceres en nuestros perros

Mira este comentario

"A pesar de la creencia popular de que castrar a los perros previene el Cáncer de Próstata, al menos un estudio sugiere que la castración no provee beneficios" es una clara manipulacion, un estudio unico, no justifica esta aseveracion, sobre todo cuando la inmensa mayoria de los mas serios dicen justamente lo contrario

Insisto, muchisimas gracias por la información, me ha abierto una via de investigacion que tenia abandonada hace tiempo
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
vixen

Moderador

Moderador


Registrado:
Feb 2008
Mensajes: 2949

Ubicación: MadriZ
Valoración: 30
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 12/02/2009 00:06
Citar

a mi perro le castramos con 15 meses, y ha crecido después de eso, ahora tiene 2 años recién cumplidos y pesa 3 kg más que en el momento de la operación
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 12/02/2009 00:16
Citar

jajaja...eso vixen es o por que le das mucho de comer o por que ho hace suficiente ejercicio....aunque por las fotos, al que parece coker, se le ve gordo....GORDISIMO....asi que ya sabes...o dieta o mas ejercicio, el otro se le ve bien...

el hecho de castrar/esterilizar o no a un perr@ no incide en que engorde o no, si el ejercicio y la cantidad de comida
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
Cabal

Adoptad@

Adoptad@


Registrado:
Feb 2009
Mensajes: 4


Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 12/02/2009 00:57
Citar

La verdad es que me habeis liado un poco con los dos articulos.

Castrarlo si lo vamos a hacer,creo, pero ya no sé si esperar a que tenga los 14 meses ya que veo que en eso parece que si estais deacuerdo en que es la edad más coveniente.

La operación en machos no reviste mucho peligro no?
El postoperatorio es largo?

Gracias a todos por contestar.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv.

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> General Ir a página 1, 2, 3 ... 10, 11, 12  »

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba