Ir a versión móvil

Foro de perros


Si estas pensando en hacer Criar a tu perra II


Índice del Foro ->

Razas y la cría

 
Autor Mensaje
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 12/04/2009 21:24
Citar

Enlaces patrocinados

QUIERO HACER CRIAR A MI PERRA (II)

Ya hicimos una serie de reflexiones sobre la idoneidad de hacer criar o no a la perra, sobre los riesgos que esta decisión entraña y vimos además qué es lo que hay que propiciar y evitar para asegurarnos una gestación sin sobresaltos.
Ahora toca conocer un poco más a fondo cómo transcurre el embarazo, desde el momento mismo de la concepción hasta el día del parto; un total de entre 58 y 63 días de evolución y cambios permanentes, tanto físicos como psicológicos, en la hembra, que se irán haciendo más visibles según transcurran las semanas.
Toca también saber cómo preparar todo lo necesario para que no haya sorpresas de última hora.
Pongámonos pues, ¡manos a la obra!

Las nuevas tecnologías permiten confirmar la gestación con toda seguridad a partir del día 23-24 de realizada la primera monta, mediante estudio ecográfico, facilitando el recuento del número aproximado de fetos y, a través de la medición de los mismos y de la media arrojada, permitiendo calcular incluso la fecha estimada para el parto. Esta es una herramienta muy útil para todo propietario responsable que quiera hacer las cosas bien desde el principio.

Se trata de un procedimiento indoloro, rápido y de resultado inmediato, pero para mayor garantía es importante que la persona que maneje el aparato ecógrafo esté perfectamente cualificada para hacer una adecuada lectura de las imágenes que éste arroja, dado que sólo así se obtendrá una información realmente útil y fehaciente.

Cabe decir que aún cuando en apariencia, durante las primeras tres semanas de gestación, no hay signos evidentes de embarazo, la futura mamá está sufriendo una serie de cambios hormonales paralelos al desarrollo de los pequeños embriones que se gestan en su interior.

Es esencial que tanto en esta primera etapa, cuando podrían producirse una serie de malformaciones en los futuros cachorros derivadas de un inadecuado manejo de la gestante, como en las semanas siguientes, a la perra se la atienda convenientemente, proveyéndola del máximo confort, de una adecuada higiene y de una alimentación sana y completa para que luego no tenga que haber ni sobresaltos ni lamentaciones.

No es cuestión de meterla en una urna de cristal de la que no haya de salir hasta que los cachorros tengan diez o doce semanas de vida y estén listos para ir a sus nuevos hogares, ni mucho menos; tampoco es cuestión de engordarla por aquello de que haya de comer por catorce… ¡nada de eso! La cuestión es que la futura mamá tendrá que ser objeto de ciertas regalías, evitando todo tipo de condiciones extremas y propiciando ciertos “placeres” como por ejemplo paseos regulares, amenos, divertidos y variados, alimentación de calidad (que no significa en cantidad), extremando además su aseo pues de todo ello y de una correcta desparasitación, dependerá en buena medida el mejor transcurso del parto en sí y luego el adecuado desarrollo de los bebés y la correcta recuperación de la madre.

Pero veamos un poco cómo transcurre el embarazo y de qué “cambios” estamos hablando; la fecundación se produce en el momento mismo en que los espermatozoides se encuentran con ovocitos fértiles; a los cuatro días de que cada óvulo haya sido fecundado comienza la multiplicación celular y es a los ocho días cuando cada futuro embrión ya cuenta con ocho células y tiene el aspecto de una mora, de ahí que se le llame “mórula”. Las mórulas se instalan en el útero a las 24 horas y una semana más tarde, se forman unos blastocitos que flotan aún libremente por el útero. Tres días más tarde comienza a desarrollarse la placenta de cada futuro embrión.

Veinte días después de la fecundación, ya podemos hablar de embriones propiamente dichos, que se adhieren a las paredes de los cuernos uterinos; desde ese momento en adelante comienza un desarrollo si cabe aún más veloz de cada futuro individuo. El sistema nervioso está ya casi perfectamente formado y en unos pocos días más, a las cuatro semanas, cada embrión tiene ya un tamaño de entre 14 y 18 mm. De ahí que entre los días 23 y 24 en adelante sea factible visualizar a los futuros cachorros a través de la ecografía sin demasiadas dificultades.

A día 32º de gestación ya podemos hablar claramente de que los embriones se han convertido en fetos, con todas las características propias de uno y otro sexo, si bien, por su pequeño tamaño no resulte posible identificar en el estudio ecográfico cuántos serán machos y cuántos, hembras.

Es a partir del día 40 o 42, cuando --en el caso de hembras gestantes de talla pequeña, mediana o grande--, se puede comenzar a notar el abultamiento del vientre; no así en hembras de talla gigante, que por mayor volumen abdominal hacen muy difícil tal apreciación, si bien la mano experta podrá constatar que toda la zona ventral está más tersa, más dura.

Sin embargo sí hay otros datos que pueden apreciarse a simple vista incluso antes de esta fecha; por una parte, las mamas habrán adquirido un color más rosado y mayor consistencia y, de otra, es probable que el propietario atento haya constatado que hacia día 26 o 27 la perra haya comenzado a soltar un flujo vaginal, de forma esporádica, transparente pero suficientemente denso como para hacerse notar, bien al orinar o sencillamente tras realizar ejercicio o al levantarse después de dormir.

A partir del día 45º de embarazo, el crecimiento de los fetos es ya muy rápido, pues quedan apenas dos semanas para su nacimiento y si hasta ese momento no han sido más que unos “bichitos” de dos o tres centímetros de tamaño, hora a hora, irán convirtiéndose en lo que luego serán unos neonatos que podrán pesar tan poco como 90 gramos o tanto como 700 o más gramos, dependiendo de la raza a la que pertenezcan… Este es un buen momento para realizar, si se estima oportuno, una segunda ecografía que confirme a través de las mediciones que se hagan, la fecha estimada de parto y la viabilidad de todos los fetos que se identifiquen.

A los 51 o 52 días de producirse la fecundación, los fetos ya presentan toda su estructura ósea perfectamente calcificada, por lo que a partir de ese momento se puede ya realizar una radiografía abdominal (yo aconsejo que se haga a día 56-57 contado desde la primera monta), para comprobar el número de esqueletos visibles y su colocación y poder así tener una idea aproximada de su tamaño y de la dificultad que entrañará la expulsión de unos y otros dependiendo justamente de cómo estén colocados y dónde.

Independientemente de los cambios físicos más o menos aparentes que ya he reseñado, hay otros relacionados con el comportamiento. Es probable que desde el principio, el propietario observador note como su perra se muestra más “ñoña”, más cariñosa, más receptiva también de su cariño y atención, más “dependiente” de sus amos, como si buscara apoyo y comprensión. Este suele ser un claro indicio de los cambios hormonales que se están produciendo, como luego lo será que llegando el momento del parto, la perra busque con ahínco la compañía de los dueños y ande escarbando aquí y allá o procurándose un sitio dónde albergar a su prole. Será este el momento, en torno a día 56 de gestación, de introducirla a sus nuevos “aposentos” y a la caja paridera en la que se va a desarrollar gran parte de la “acción” y dónde pasará las siguientes semanas ocupándose de su prole cada una de las 24 horas de cada uno de los días que compondrán las siguientes cinco o seis semanas, hasta el momento del destete. Pero no anticipemos acontecimientos…

Ahora lo importante es ocuparse bien de la futura mamá, proveerla de todo lo necesario para asegurar su calidad de vida, su óptimo estado de salud y su seguridad y disponer de aquellos utensilios, enseres y medicamentes que eviten las prisas de última hora y hagan el momento del parto más llevadero.

CUIDADOS DURANTE EL EMBARAZO

1.Evitar que el animal entre en contacto con productos tóxicos, tanto por ingesta como por inhalación o contacto, teniendo en cuenta que muchos productos de uso habitual en la casa, el jardín y el garaje lo son!
2.No administrar ningún tipo de medicamento, por inocuo que éste sea, sin consultarlo previamente con el Veterinario, advirtiendo siempre a éste de que la perra pudiera estar preñada;
3.Evitar “golpes de calor” y cualquier cambio de temperatura rápido;
4.Evitar el contacto con perros desconocidos (susceptibles de padecer alguna enfermedad infectp-contagiosa o estar altamente parasitazos, tanto interna como externamente);
5.Evitar cualquier enfrentamiento con otros perros, tanto si son de casa, como de amigos, como desconocidos, pues podría lugar a peleas de todo punto indeseables;
6.Propiciar que el animal haga suficiente ejercicio (en forma de dos, tres paseos diários de 20-45 minutos de duración cada uno) durante la primera etapa de gestación; posteriormente los paseos serán más cortos y más frecuentes; evitar que los paseos tengan lugar a las horas de mayor calor;
7.Pasear a la perra siempre atada para que no escape al control del propietario;
8.Evitar las carreras locas, los saltos y los juegos a lo bruto;
9.Desparasitar a la gestante a los veinte-veinticinco días de la primera monta y nuevamente a los cuarenta y cinco-cincuenta días;
10.Introducir cambios en la dieta a partir del día 45 para adecuarla a las necesidades de la gestante; administrar el alimento en varias tomas al día;
11.Salvo por indicación específica del Veterinario, no añadir a la dieta de la gestante ningún tipo de suplementos vitamínicos o a base de calcio y otros minerales;
12.Mantener a la perra en perfectas condiciones de higiene ambiental y propia; alrededor del día 50-55 de gestación, recortar el pelo alrededor de la vulva, del ano y de las mamas;
13.Familiarizar a la perra gestante con el lugar en el que habrá de parir y atender a su camada. Preferentemente se tratará de una habitación tranquila, libre de corrientes de aire, alejada del bullicio de la casa, con calefacción;
14.Preparar una caja-paridera, de fácil limpieza, dónde la hembra pueda parir, amamantar y atender a su prole.

MEDIDAS DE LA CAJA PARIDERA

Longitud del animal Medida de la paridera
(del esternón a la cola) (aproximadamente)

30 cm (30 cm + 2/3) 50 x 50x25 (h) cm
60 cm (60 x 2) 120x120x45 (h) cm

Nota: Sería conveniente, además, instalar en los cuatro laterales internos de la caja paridera, unos raíles colocados a media altura, para evitar que la hembra, al pegarse a las paredes de la misma, pueda aplastar a alguno de sus bebés.

LO INDISPENSABLE

•Leche maternizada en polvo de primera calidad, específica para cachorros
•Biberones y tetinas, específicas para cachorros neonatos
•Calienta-biberones
•Calentador de agua
•Manta eléctrica
•Aparato calefactor
•Humidificador
•Báscula de precisión (capaz de medir de 0 gr hasta al menos 2,5 kg), de lectura rápida
•Lámpara con brazo extensible, preferentemente de bombilla halógena
•Papelera grande con tapa (y bolsas de basura)
•Bloc de notas y bolígrafo (para apuntar la hora de cada nuevo nacimiento, el sexo, el peso y las características identificadotas de cada cachorro)
•Toallas de mano de algodón y fácilmente lavables a alta temperatura (en gran cantidad)
•Teléfono (y en lugar fácilmente visible colocar los de la Clínica Veterinaria habitual y los de las Urgencias Veterinarias 24 horas)
•Guantes desechables de látex (preferentemente esterilizados) en gran cantidad
•Tijeras de quirófano de punta roma
•Seda quirúrgica num. 0
•Jeringuillas desechables de 5 y 10 cc
•Agujas desechables para inyecciones subcutáneas e intramusculares
•Alcohol de 96º
•Alcohol de Romero
•Bandeja metálica en la que esterilizar las tijeras y cualquier otro utensilio que vaya a ser empleado en la manipulación de los neonatos
•Gasas, vendas y algodón
•Tubo de vaselina
•Dos biberones de glucosa para recién nacidos
•Hormona oxitócica inyectable de uso veterinario (será necesaria receta para adquirirla)
•Regulador del metabolismo con Vitamina B12 inyectable (será necesaria receta para adquirirlo)
•Antihemorrágico inyectable (será necesaria receta para adquirirlo)
•Uretotónico (será necesaria receta para adquirirlo)
•Estimulante respiratorio en gotas (será necesaria receta para adquirirlo)
•Bactericida de acción doble en suspensión (será necesaria receta para adquirirlo)
•Bactericida de amplio espectro (tipo cotrimoxazol) en pastillas (sera necesaria receta para adquirirlo)
•Termómetro irrompible, de lectura rápida y de señal acústica

Continua en QUIERO HACER CRIAR A MI PERRA (III)
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> Razas y la cría

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba