Ir a versión móvil

Foro de perros


Decálogo de Principios eficaces para el aprendizaje


Índice del Foro ->

Educación

 
Autor Mensaje
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 08/05/2009 22:42
Citar

Enlaces patrocinados

Decálogo de Principios Eficaces para el Aprendizaje

1. REGLA DE ORO: ENSEÑA AL PERRO AQUELLO QUE QUIERES QUE SEPA HACER ANTES INCLUSO DE QUE NECESITES QUE LO HAGA.

2. Lo primero y principal es que el perro sea un animal sociable, que haya aprendido a convivir en sociedad desde una edad muy temprana y haya vivido experiencias variadas y suficientes. Ello permitirá sentar unas bases para que el perro “aprenda a aprender” cosas tan simples como caminar al lado, sentarse a la orden o ir a recogerse en su cama cuando se le ordena;

3. Luego será esencial inventarse mil maneras posibles de premiarle (comida, juegos en los que pueda ir a “cazar” algo y traerlo), mimos y palmaditas, paseos y carreras, tiempo invertido en jugar dueño y perro con un juguete preferido, etc.;

4. El entrenamiento debe extenderse por largos periodos cronologicos de tiempo, entendiendo por tal que el animal asocie las clases con distintas climatologías, con que los dueños lleven unas veces ropa de verano y otras de invierno, con que unas veces las clases sean de día y otras de noche, porque la variedad lo hace todo más atractivo para ellos;

5. Sin embargo las clases deberán ser cortas y variadas; la repetición de una orden un mayor o menor número de veces dependerá de cada individuo, pues no todos aprenden al mismo ritmo, pero nunca se deben extender por más de tres cuatro minutos de cada vez. Y una sesión completa no debe durar más allá de los veinte minutos; es importante que la clase termine con un refuerzo positivo (llámese premio sabroso, caricia o palmada, juego, objeto favorito que morder o perseguir, etc., en unos casos y en otros, mimos suaves, cepillado tranquilizador, etc., dependiendo del carácter de cada individuo);

6. Las ordenes que se quiere que el perro aprenda, debe ser capaz de llevarlas a cabo y acatarlas en medios muy diferentes; se trata de que asocie la palabra con la acción, no la acción con un lugar o una situación concreta. Es esencial variar el escenario suficientemente, pues ello ayuda a desarrollar la agudeza y el interés del aprendiz;

7. Los perros, todos los perros, aprenden mejor si están en actitud distendida, “de juego”, pasándolo bien, relajados y contentos. Por lo tanto será importante averiguar qué situaciones sirven a éste propósito y emplearse a fondo recreándolas y haciéndolas posibles;

8. Para que el perro aprenda a acatar la orden dada, es imprescindible ayudarle. En ocasiones el truco consiste en que una orden sofisticada se divida en varias partes para que aprenda cada cual individualmente y luego las desarrolle consecutivamente. Otras, habrá que ayudarse de manos, correas u otros objetos para que comprenda lo que se espera de él y, poco a poco, según avance en la comprensión y desarrollo de la orden, desprenderse de esas “ayudas”;

9. El castigo que sigue al error no es una buena técnica de enseñanza; algunos perros pueden llegar a perder fe en el que enseña, desconfiar del amo, amedrentarse e involucionar. Se trata pues de premiar lo que se hace bien e “ignorar” las equivocaciones, casi pasándolas por alto, en vez de castigar el error y olvidar lo que se hace correctamente. No hay que olvidar que el perro ve en su amo a su Dios y por tanto, estará siempre presto a agradarle. Aprovechar esa predisposición es esencial para lograr el objetivo.

10. No hay que olvidar que la mayoría de los errores que el perro comete durante el aprendizaje, son errores honestos; cuando no ejecutan la orden dada, mayormente se debe a que no la entienden y están confusos o, también, que en ese momento están actuando guiados por sus instintos más básicos y más primarios. Raramente se deberá a que intenten desafiar al educador, pues esa es una actitud propia de los humanos, no de ellos. Y esto es esencial tenerlo en cuenta y buscar en el que educa el motivo porque el que el animal no le comprende, para corregirlo y comenzar de nuevo. Cuando se les penaliza porque actúan como lo que realmente son: perros porque lo interpretamos a través de nuestras propias motivaciones y frustraciones, estamos cometiendo una gran injusticia. Y eso es importante, muy importante, tenerlo siempre en cuenta.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
Pedro

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Sep 2008
Mensajes: 728

Ubicación: Madrid
Valoración: 2
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 11/05/2009 21:15
Citar

Baudin que bueno que estes aquí, siempre ayudando con tus artículos. okay
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> Educación

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba