Ir a versión móvil

Foro de perros


Alimentacion Natural


Índice del Foro ->

Salud y cuidados

Ir a página 1, 2, 3, 4  »  
Autor Mensaje
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 05/04/2010 22:00
Citar

Enlaces patrocinados

Para aquellos que nos gusta la Alimentacion Natural os paso un enlace que he encontrado (en una web de cetreria) que es genial, solo tiene el inconveniente de que los pedidos deben ser grandes y que solo sirven una vez al mes, pero, es una buena alternativa al pienso, pensad que la cantidad de carne muchisismo menor que la de pienso y al final, el precio no es tan caro

http://www.saintlaurent.es/
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
-Ukyo-

Moderador

Moderador


Registrado:
Mar 2010
Mensajes: 1778

Ubicación: Desconocido
Valoración: 100
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 23/04/2010 15:32
Citar

Tenía en otro foro una discusión acerca de este tipo de dietas "naturales", y en general, creo que no estoy demasiado de acuerdo con ellas. Baudin, tú que eres una persona razonable, ¿podrías comentarme qué le ves de ventajoso respecto al pienso? Quizá podríamos empezar un debate interesante sobre el tema. Y si alguien sabe o quiere aportar algo, que lo haga, por supuesto.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.
Sanvidecor

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Ene 2009
Mensajes: 1280

Ubicación: Alicante
Valoración: 15
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 23/04/2010 17:55
Citar

Pues si puede ser una discusión interensate... Comparandolo con los humanos, recordar que habia periodos (segun los inventigadores o lo que sean) que habia productos nada buenos o dañinos y luego resultaron que eran excelentes para la dieta.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 04/05/2010 15:16
Citar

Las dietas naturales, aportan muchisimas ventajas al perro, mejores defensas, mas salud, mas brillo en el pelo y ademas, es lo que llevan comiendo desde hace 15.000 años los perros, los piensos, son relativamente recientes y desde la aparicion de ellos, se han multiplicado sensiblemente un monton de enfermedades que antes eran practicamente desconocidas (canceres, alergias, etc) generalmente ligadas a los conservantes que tienen los piensos o a la baja calidad de los componentes de algunas marcas.

Ademas, las cantidades necesarias son sensiblemente inferiores (en torno a un 30%) lo mismo que el agua que consumen, con lo que en razas medias/grandes, reduces os riesgos de torsion de estomago.

Ademas, todo el aparato disgestivo de los perros esta diseñado para comer carne cruda.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 04/05/2010 15:19
Citar

NUTRICION NATURAL POR ESPECIALISTA EN HOMEOPATIA

Conceptos básicos generales por los que personalemente recomiendo una dieta natural basada en alimentos frescos y crudos para nuestros perros y gatos.-

Cómo veterinario entiendo que una buena dieta es crucial para que un perro o un gato esté sano, pero ¿cómo es una buena dieta para perros? El mejor camino hacia la buena salud es alimentar una comida lo más natural posible rica en alimentos frescos y carnes crudas para los carnívoros.

Desde hace unos años a esta parte todos los veterinarios hemos creído que lo ideal o perfecto era alimentar a nuestros pacientes con alimentos comerciales (piensos), pues las casas nos los han ido introduciendo cómo el "alimento ideal pues está perfectamente equilibrado" para las necesidades de un perro. No niego que no sean mucho mejor que alimentar a los perros exclusivamente con sobras o dietas sólo carne, pues obviamente aportan una gama más amplia de nutrientes que estas, pero también es cierto que los que hacemos terapias alternativas y algunos veterinarios convencionales venimos observando que no es lo ideal que deben comer nuestros pacientes.

Entre conservantes que son cancerígenos, la fuente de proteina que normalmente incluye desde desechos de mataderos no aptos para consumo humano (órganos tuberculosos, tumorados, etc.) hasta perros y gatos sacrificados en las clínicas veterinarias (collares antiparasitarios, bolsas de plástico y por supuesto el eutanásico inyectado incluidos), y el procesado de los alimentos tan antinatural para el aparato digestivo de un carnivoro, la mayoría de los alimentos comerciales se han convertido en una de las causas del incremento de enfermedades cómo las alergias o el cancer en nuestros compañeros en los últimos tiempos, además de en muchos casos presentarnos un verdadero obstáculo a la curación. Es más, encontramos que muchas veces el simple hecho de cambiar al paciente la dieta a una más natural le cura, incluso sin necesidad de medicamento alguno, por simple desintoxicación. Al igual que buscamos unos medicamentos más naturales y menos tóxicos, es lógico que queramos evitar estos tóxicos en la alimentación de nuestros pacientes.

Son más que conocidos los beneficios de una dieta sana a base de alimentos frescos e integrales y no elaborados en las personas debido a la gran cantidad de estudios que se han realizado sobre este tema (frutas, verduras y hortalizas frescas y crudas son la clave de una vida larga y saludable). ¿Por qué ha de ser distinto en los otros animales? Lamentablemente, no tenemos a nuestra disposición tan buenos estudios sobre nutrición canina y felina pues la mayoría de los estudios que hay hoy en dia a nuestro alcance son llevados a cabo o promocionados por los fabricantes de comidas para perros y gatos, los cuales dejarían de poder calificar sus productos cómo "completos y equilibrados" si se incluyeran alimentos frescos en el estudio nutritivo. Afortunadamente, esto está cambiando.

Varios veterinarios estadounidenses y australianos, entre los cuales podemos nombrar a Pitcairn, Billinghurst y Lonsdale como pioneros, han venido estudiando este tema y han desarrollado distintas dietas naturales de elaboración casera basadas en alimentos frescos crudos. También en Estados Unidos y Canadá han surgido casas nuevas que han comercializado dietas naturales para perros y gatos, sin conservantes ni otros aditivos artificiales y con una calidad de nutrientes aptos para consumo humano, aunque a mi personalmente no me parezcan tan buenas cómo un alimento fresco. Ninguna de las dietas de elaboración casera es ni mejor ni peor que las otras bajo mi punto de vista, cada individuo tiene unas necesidades distintas y lo ideal es encontrar y aportar a cada perro o gato la dieta más sana para su organismo. Igual a unos les sienta bien una cosa y a otros no, pasa igual que en los animales humanos, la dieta debe adaptarse a cada individuo y a su estado de salud. Cómo norma general, mi consejo es suministrar a nuestros perros y gatos los mejores alimentos crudos, frescos e integrales aportandoles una dieta lo más parecida posible a la alimentación natural de los cánidos y félidos en estado salvaje.

Alimentar una dieta natural a un carnívoro básicamente consiste en dar alimentos crudos biologicamente apropiados para ellos. Se trata de alimentar a los perros y gatos adecuadamente. La meta de este tipo de alimentación es maximizar la salud, longevidad y capacidad reproductiva, de modo que se minimice la necesidad de intervención veterinaria. Veamos a continuación el error que suponen los mitos generalizados sobre la alimentación de nuestros compañeros carnívoros y la importancia de alimentar una dieta a base de alimentos crudos.

Mitos sobre la nutrición de los carnívoros domésticos

Hay una serie de mitos que, por desgracia, están inculcados en la mente de la mayoría de la gente, que hacen que el uso de alimentos comerciales para animales de compañía esté tan extendido y que creo importante destacar a modo de resumen con el fin de resaltar el error que ello supone.

Uno es que los perros y gatos domésticos tienen un sistema digestivo "debilitado", lo cual no tiene sentido alguno, pero es lo que hace que se crea que no deben comer carne ni huesos crudos, es decir, sólo deben comer alimentos procesados por calor.

Otro de estos mitos es que es muy dificil alimentar a un perro o un gato sin formación específica en nutrición canina y felina. La triste realidad es que la gran mayoría de los veterinarios no tienen apenas conocimientos de nutrición canina y felina más que los adquiridos en cursos y seminarios impartidos por las grandes casas comerciales y, por tanto, no entienden que se pueda alimentar a nuestros compañeros sin necesidad de la ayuda de dichas casas comerciales, las cuales nos quieren hacer pensar esto mismo para su propio beneficio económico.

Otro es que cada comida tiene que ser perfectamente equilibrada. Si pensamos por un minuto como comemos nosostros mismos, nos damos cuenta que esto es antinatural, no vamos a un restaurante y pedimos porcentajes de nutrientes para hacer una comida completamente equilibrada, sino que alcanzamos ese equilibrio con el tiempo a lo largo de varias comidas. Viendo las costumbres de los carnívoros salvajes, entendemos que ellos hacen lo mismo.

Todo esto lleva al siguiente mito que es que el mejor modo de alimentar a un perro o a un gato es con alimentos comerciales perfectamente equilibrados. Todos estos mitos han conducido a que se alimente a los carnívoros domésticos de formas antinaturales, cuyos resultados no pueden ser más que desastrosos como se está viendo.

La necesidad de una dieta basada en alimentos crudos y frescos

El tema de si se deben dar alimentos crudos o cocinados a los carnívoros domésticos es algo que confunde a mucha gente, ya que hay veterinarios que, reconociendo parcialmente el problema de los alimentos comerciales, recomiendan dietas caseras pero cocinando los alimentos, aunque no tengan una explicación para tal recomendación. Las razones por las que se viene creyendo que es conveniente cocinar los alimentos son diversas, algunas de ellas son algunos de los mismos mitos que he comentado en el apartado anterior, otros por el miedo a las bacterias y parásitos, además de que el cocinado hace que el alimento no sea tan perecedero y finalmente muchos creen que al cocinar los alimentos estos se vuelven más digestibles y nutritivos.

Conociendo la gran similitud entre nuestros carnívoros domésticos y sus parientes salvajes, entendemos que su organismo está adaptado a comer una dieta similar a los de estos últimos. No creo que ningún biólogo haya observado ni a un lobo ni a un gato montés que cocine su dieta. Cocinar los alimentos que damos a los carnívoros domésticos, por tanto, es algo antinatural. Los efectos del cocinado son destructivos sobre los alimentos:

• El cocinado destruye las vitaminas, especialmente hace que se pierdan las vitaminas hidrosolubles (complejo B y vitamina C);
• El cocinado destruye las enzimas contenidas en los alimentos crudos, que actualmente se consideran nutrientes de gran importancia;
• El cocinado destruye los antioxidantes, imprescindibles para prevenir enfermedades degenerativas al inhibir la formación de radicales libres;
• El cocinado reduce el valor proteico y la biodisponibilidad de las proteinas, volviendolas indigestibles y haciendo que se pierdan aminoácidos esenciales, lo que conduce a enfermedades carenciales;
• El cocinado produce alimentos "extraños" al modificar la estructura molecular de grasas, proteínas y carbohidratos, es decir los nutrientes principales que componen los alimentos que no sólo los vuelve indigestibles, sino que cuanto mayores sean los cambios, el organismo temina considerándolas como moléculas extrañas, lo que resulta en enfermedades inmunomediadas (alergias, enfermedades autoinmunes), aparte de que esas moléculas extrañas pueden ser cancerígenas.

Son más que conocidos los beneficios de una dieta sana basada en alimentos frescos e integrales y no elaborados en las personas debido a la gran cantidad de estudios que se han realizado sobre este tema: frutas, verduras y hortalizas frescas y crudas son la clave de una vida larga y saludable. ¿Por qué ha de ser distinto en los otros animales?

El hecho de administrar los alimentos crudos es muy importante para la salud, al considerar que el procesamiento por calor, incluso a bajas temperaturas, destroza o altera la mayoría de los nutrientes esenciales y componentes alimentarios de la dieta: enzimas, aminoácidos, ácidos grasos, vitaminas y minerales. Pareciera que las enzimas que contienen los alimentos crudos no sean importantes, pero la realidad es que marcan una gran diferencia. Cualquier alimento tratado por calor para personas o animales, sea cocinado, esterilizado o pasteurizado, carece de las enzimas necesarias para su correcta digestión, además de las bacterias beneficiosas que también se destruyen en ese proceso. Ni las personas ni los animales pueden existir sin ingerir las enzimas de los alimentos. El calor, incluso bajo, destruye estas moléculas, la congelación no. Además, el calor altera la estructura molecular de los nutrientes principales haciendolos no sólo indigestibles, sino transformándolos en moléculas "extrañas" y destruye los antioxidantes, esenciales para prevenir la oxidación de los nutrientes en el organismo con la consecuente formación de radicales libres que son responsables del envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas como el cancer o las enfermedades autoinmunes. Cuando alimentamos o comemos alimentos cocinados, lo que hacemos es poner una carga sobre el higado y el pancreas, los cuales tienen que trabajar el doble para digerir los alimentos y esto dificulta sus otras funciones en el organismo. No es de extrañar, por tanto, que cada vez haya más animales con pancreatitis, síndrome de colon irritable, obesidad, alergias alimentarias, defensas escasas ante enfermedades infecciosas, artrosis, cancer, problemas renales, etc. Cuando cocinamos los alimentos estos retienen los suficientes nutrientes para mantener con vida a un perro o gato sin problemas de salud inmediatos, pero no les permiten tener una vida larga y saludable. Los alimentos con vida son esenciales para la salud, no hay otro modo de estar libre de enfermedad. TODOS los cánidos y félidos tienen un organismo diseñado para alimentarse de alimentos CRUDOS. El darles alimentos cocinados lleva a deficiencias que resultan en una salud pobre e incluso muerte prematura y esta salud pobre se hereda en las generaciones venideras manifestándose cómo defectos congénitos.

Si el dar alimentos crudos le preocupa por el posible contenido de bacterias y parásitos a pesar de que su aparato digestivo está adaptado para ello, y prefiere asegurarse que no va a sufrir daño alguno, puede adoptar unas medidas de seguridad que no tienen los efectos nocivos del cocinado:

1 • Si considera que los parásitos pueden presentar un riesgo, no de carne de cerdo ni de caza mayor que no haya sido inspeccionada por veterinarios y considerada apta para consumo humano.
2 • Puede añadir un buen antibacteriano natural de calidad a la carne, el extracto de semilla de cítrico. No se debe usar puro, sino diluido en agua y ahí empapar trozos de carne y hueso o también añadir la dilución a la mezcla de verduras. También se puede utilizar para matar bacterias en agua extraña cuando viaja y con animales a los que se les ha diagnosticado un sistema inmune debilitado o comprometido.
3 • También hay otros antibacterianos naturales. Los probióticos son microorganismos beneficiosos que promueven un ambiente intestinal sano. Puede utilizarse yogur natural ecológico o probióticos no lácteos que contienen acidophilus/bifidus. Hay estudios que demuestran que estas bacterias en probióticos no lácteos son efectivas en un 97% en combatir E. coli. De hecho, se recomienda seguir un curso de probióticos (mejor no lácteos) a cualquier animal que esté o haya estado en tratamiento con antibióticos.
4 • La alfalfa se ha demostrado efectiva contra bacterias Gram-negativas (cómo Salmonella).
5 • Otros antibacterianos incluyen: manzanilla, ajo (Allium sativum, que tiene cloruro de alilo cómo principio activo y es muy efectivo contra parásitos cómo ascaris y tenias entre otros), algas kelp, gengibre y perejil. El vinagre de manzana orgánico, crudo y no filtrado mata algunas bacterias y contiene muchas enzimas.
6 • También hay quien recomienda escaldar ligeramente la carne por fuera vertiendo agua hirviendo por encima, no cocinándola. Honestamente, yo nunca he visto la necesidad de hacer esto, pero creo conveniente nombrarlo pues creo que cada uno debe adoptar lo que mejor se ajuste a las necesidades de su perro o gato.
7 • Para destruir posibles parásitos, congele la carne y manténgala a temperatura inferior a -150ºC durante al menos 20 dias.
8 • Además del ajo (Allium sativum), otros antiparasitarios naturales que puedes incluir en la dieta son las pipas de calabaza (Cucurbita pepo, que son un tratamiento eficaz contra los vermes planos), el aceite de germen de trigo y las enzimas vegetales como las de papaya, piña o higos (que destruyen la cubierta externa de los parásitos intestinales).
9 • Por último, si su perro o gato puede tener exposición a heces de animales infestados o carne parasitada, haga un análisis de heces en su veterinario cada 6 meses y sólo use antiparasitarios convencionales si hay una infestación real grave por vermes redondos o si hay presencia de tenias.

Conclusión

Para proporcionar una vida larga y saludable a nuestros compañeros carnívoros, la mejor nutrición es aquella que imita tanto en contenido como en forma a lo que comen sus parientes salvajes en su hábitat natural.

Dra. Dolores Sanchez-Pelñalver
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
-Ukyo-

Moderador

Moderador


Registrado:
Mar 2010
Mensajes: 1778

Ubicación: Desconocido
Valoración: 100
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 06/05/2010 17:18
Citar

Aviso: Esto es un megapost de los que acabas queriendo matar al que lo ha escrito de la longitud (he tardado dos días en escribirlo). No aconsejo leerlo a nadie que no esté realmente interesado en el tema. Riendo Quien avisa no es traidor...

Bibliografía:
  • Página web de Dolores Sánchez-Peñalver
  • Reglamento (CE) n° 1774/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo de 3 de octubre de 2002 el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados al consumo humano.
  • *1 Ned Tijdschr Geneeskd. 2003 Nov 29;147( 48 ):2365-70. [Nutrition and health--toxic substances in food]. Abstract
  • *2 Toxicology. 2002 Dec 27;181-182:79-82. [Natural and human-made mutagens and carcinogens in the human diet]. Abstract
  • *3 Toxicol Appl Pharmacol. 2007 Sep 1;223(2):125-32. Epub 2007 Jan. [Mixtures in the real world: the importance of plant self-defense toxicants, mycotoxins, and the human diet]. Abstract
  • *4 Tijdschr Diergeneeskd. 1995 May 15;120(10):292-5. [A retrospective study in 45 West Highland White Terriers with skin problems] Abstract
  • *5 Can Vet J. 2002 Jun;43(6):441-2. [Preliminary assessment of the risk of Salmonella infection in dogs fed raw chicken diets]. Abstract
  • *6 Hill, R.W., Wyse, G.A. y Anderson, M. (2006) Fisiología Animal: Adaptación y ambiente. 3ª Edición. Editorial Médica Panamericana. Madrid.
  • *7 Mathews, CK., van Holde, KE. y Ahern, KG. Bioquímica Ed. Pearson Educación, 2002.
  • *8 Alberts et al. (2002) Molecular Biology of the Cell. 4th. ed, Garland Pub.
  • *9 Guyton, A.C. (1996). Tratado de fisiología médica. Novena edición. Interamericana-McGraw-Hill.
  • *10 Am J Vet Res. 2010 May;71(5):527-33. [Identification of variants of the SPINK1 gene and their association with pancreatitis in Miniature Schnauzers]. Abstract
  • *11 Vet Q. 2004 Sep;26(3):98-106. [Chronic hepatitis in Doberman pinschers. A review]. Abstract



En primer lugar, decir que ya conocía de discusiones anteriores acerca del tema a esta mujer (Dolores Sánchez-Peñalver), y ya había leído gran cantidad de información en su página web. Parece ser referente y pionera sobre este tema en España, ya que es muy citada para hablar de ello. Esto hace que sus ideas tengan bastante aceptación, aparte de la autoridad que parece otorgarle su carrera de veterinaria (si esta fuera la autoridad, deberíamos creer a la mayoría de veterinarios, que no coinciden con Dolores). Pero, en realidad, defiende estas teorías por su trayectoria en el mundo de la homeopatía.

Mi argumentación no va destinada a atacar la homeopatía, sino a debatir estos asuntos dietéticos con argumentos científicos. Y es aquí donde quiero establecer una diferencia con muchos de los razonamientos dogmáticos que usa Dolores. Aludo a que la información que utiliza Dolores no está demostrada o publicada, entre otras cosas porque no cita la bibliografía de la que sustrae sus argumentos. Con esto quiero decir que no ha superado el ‘sistema de revisión por pares’, que utilizan las revistas científicas antes de difundir un descubrimiento. Siempre que yo argumente algo, trataré de haceros una referencia a la fuente bibliográfica que lo apoya, habiendo superado este sistema de revisión por pares, bien sean los resultados publicados comunicados directamente por una revista o un texto académico que incluya estas referencias.

(Sistema de revisión por pares: Cuando un investigador envía sus resultados a una revista especializada, ésta se lo remite a un experto en el campo de esa investigación que lo somete a juicio haciendo de una especie de ‘abogado del diablo’. De los resultados de esa discusión depende la publicación de la investigación, que casi siempre queda revisada en algún aspecto, siendo un porcentaje más bien reducido las que superan esta ‘prueba’. Este es el filtro de todos los enunciados científicos que se comunican, siendo una garantía que utilizan los especialistas de cuando una cosa es científicamente aceptable.)

Durante mi exposición iré citando el artículo de Dolores presente, para argumentar los puntos con los que estoy en desacuerdo.


Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) la fuente de proteina que normalmente incluye desde desechos de mataderos no aptos para consumo humano (órganos tuberculosos, tumorados, etc.) hasta perros y gatos sacrificados en las clínicas veterinarias (collares antiparasitarios, bolsas de plástico y por supuesto el eutanásico inyectado incluidos) (…)

Cito esta parte por el sensacionalismo con el que está escrita, un recurso que Dolores utiliza en muchas de las cosas que dice, que pasan de lo académico a lo demagógico, y que aleja sus argumentos de la ciencia (este tipo de argumentaciones son más propias de los artículos de opinión).

La industria de la alimentación animal está regulada, y debe cumplir unos estándares que dependen de la legislación de cada país (siendo común para toda la Unión Europea), y que raramente permitirían estas prácticas que rallan el surrealismo, si se quiere. Los de los desechos de mataderos es, hasta cierto punto, aceptable, porque como supondréis las piezas que no se pueden procesar para alimentación humana son aprovechadas para la animal u otras cosas. Sin embargo los animales enfermos no van a parar a los mataderos, y se les aplica tratamiento de residuos (de forma que no terminan como alimentación de ningún tipo). De todos modos, ingerir tumores, que no es el caso, no te causaría un tumor, estando de más esta información en dicho argumento.

Por otro lado, los animales que han fenecido o sido sacrificados en clínicas de animales deben llevar un protocolo estricto de tratamiento de residuos (que también llevan, por ejemplo, los animales que fallecen o se sacrifican en mi Universidad). Por legislación, estos cadáveres no pueden llegar a ser consumidos por ningún tipo de animal.

No digo que esto no haya pasado en algún momento de la historia (sin más, nos podemos remitir a la epidemia de Encefalopatía Espongiforme Transmisible Bovina que hubo hace unos años, precisamente por una mala praxis en este tipo de tratamientos residuales), pero creo que no sea un argumento válido hoy en día, y no está bien usarlo sabiendo el desconocimiento general que la gente tiene, y lo sencillo que resulta alarmarla.



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Entre conservantes que son cancerígenos (…) y el procesado de los alimentos tan antinatural para el aparato digestivo de un carnivoro, la mayoría de los alimentos comerciales se han convertido en una de las causas del incremento de enfermedades cómo las alergias o el cancer en nuestros compañeros en los últimos tiempos, además de en muchos casos presentarnos un verdadero obstáculo a la curación. Es más, encontramos que muchas veces el simple hecho de cambiar al paciente la dieta a una más natural le cura, incluso sin necesidad de medicamento alguno, por simple desintoxicación. Al igual que buscamos unos medicamentos más naturales y menos tóxicos, es lógico que queramos evitar estos tóxicos en la alimentación de nuestros pacientes (…)

La idea que Dolores transmite con esta intervención es una constante que se repite en todo el texto, y que –por desgracia– está muy arraigada, pareciéndose aceptar socialmente sin más (heredada del ecologismo reaccionario ideológico, no científico). Muchos homeópatas abrazan estas ideas, pero tenemos que ser conscientes de que tienen una base ideológica, no empírica. Y me refiero a la argumentación de que existen cosas naturales que son saludables, y cosas que por intervencionismo se convierten en antinaturales, dejando de ser saludables.

Por ejemplo, eso de que los conservantes son cancerígenos. Seguramente habrá alguno que lo será, y para que puedan ser utilizados en la alimentación no deben pasar cierto umbral de significatividad. De hecho, la principal fuente de carcinógenos de nuestra dieta (la humana) son las micotoxinas de los cereales naturales, que incluso superan este umbral de peligrosidad. Si realmente alguien está preocupado por la presencia de carcinógenos en la comida, no debería ingerir cereales, que son la principal fuente (y con mucha diferencia) ni dárselos a sus perros. *1, 2

Al hilo de esta idea está el convencimiento de que los alimentos con la mínima manipulación son más saludables por ser más “naturales”. Cada alimento tiene sus pormenores, y su salubridad no tiene que ver con el tratamiento que se haga de él. De hecho, el acceso a alimentos “ecológicos” está afectado por el descontrol de no controlar la composición exacta de éstos, como no es tan común que pase en la industria, donde sí pueden tomarse más controles. Por eso es erróneo pensar que los alimentos “naturales” o “ecológicos” no entrañan ninguna peligrosidad, porque se ha descrito la presencia de tóxicos o carcinógenos de origen puramente biológico (nada sintético). *3

Mi desconocimiento acerca del tema de la curación o mejora de salud de los animales tras el cambio de dieta, me impiden argumentar correctamente en contra de este punto. Sin embargo, dudo que esto sea tal y como se propone en el texto, porque en cualquier caso se debería haber descrito estadísticamente y ser una constante en este tipo de casos. En ciencia no podemos dejarnos llevar por la evidencia que unos pocos casos nos supongan, no podemos generalizar un resultado a partir de casos particulares. Cuando en ciencia se hace una generalización, ésta no es arbitraria, sino que responde a criterios matemáticos.

El problema de las alergias puede surgir siempre que se exponga al animal a un alimento nuevo, independientemente de que sea procesado o ecológico. Además, también hay que tener en cuenta la selección artificial abusiva que se ha hecho en determinadas razas de perros –West Highland White Terrier, por ejemplo– ha llevado a que las mismas tengan problemas de alergias por su propia genética, sin que ninguna alimentación intervenga en ello. Para afianzar realmente que es el pienso el único que produce estas alergias deberíamos ver un estudio comparado de perros de diferentes razas con mestizos, e incluso con otros cánidos, y diferentes tipos de alimentación. *4



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) No niego que no sean mucho mejor que alimentar a los perros exclusivamente con sobras o dietas sólo carne (…) mi consejo es suministrar a nuestros perros y gatos los mejores alimentos crudos, frescos e integrales aportandoles una dieta lo más parecida posible a la alimentación natural de los cánidos y félidos en estado salvaje (…) Puede utilizarse yogur natural ecológico (…) Conociendo la gran similitud entre nuestros carnívoros domésticos y sus parientes salvajes, entendemos que su organismo está adaptado a comer una dieta similar a los de estos últimos. No creo que ningún biólogo haya observado ni a un lobo ni a un gato montés que cocine su dieta. Cocinar los alimentos que damos a los carnívoros domésticos, por tanto, es algo antinatural (…)

Uno de los pilares, para Dolores, de este tipo de dieta es que trate de emular la alimentación de los animales salvajes, suponiendo que están ‘seleccionados’ para alimentarse de eso. Sin embargo, reconoce que la alimentación únicamente a base de carne es deficiente, y recomienda complementarla precisamente con cosas que no están en la dieta salvaje de un cánido o, más allá, con cosas que ni siquiera están disponibles en la naturaleza (como el yogur, un fermento de la leche). Para mí, esto genera una contradicción que hace que pierda credibilidad en los argumentos de Dolores.

Aparte, no tiene cabida hablar de ‘alimentación evolutiva’. Los seres humanos comemos alimentos procesados, y no nos planteamos que sea mejor llevar la misma dieta salvaje que llevábamos cuando domesticamos al lobo. Siendo estrictos con este sentido evolutivo, hemos seleccionado al perro para el omnivorismo, y no hay ningún problema en darle una dieta con vegetales (que además, es la que recomienda Dolores). Es decir, incluso suponiendo esta dieta como natural, en ningún caso se puede vender con la etiqueta de “la dieta que llevaban hace 120.000 años”.



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Las razones por las que se viene creyendo que es conveniente cocinar los alimentos son diversas, algunas de ellas son algunos de los mismos mitos que he comentado en el apartado anterior, otros por el miedo a las bacterias y parásitos, además de que el cocinado hace que el alimento no sea tan perecedero y finalmente muchos creen que al cocinar los alimentos estos se vuelven más digestibles y nutritivos (…)

El riesgo de infecciones por tomar alimentos con bacterias y parásitos vivos es real, de hecho esos parásitos y bacterias están adaptados infectar de este modo y muchísimos cánidos salvajes mueren jóvenes por este motivo (es una presión de selección muy fuerte). Dolores piensa que los animales domésticos tienen la misma resistencia que los salvajes, y eso es probablemente falso. No creo que esta dieta aporte los suficientes beneficios como para exponer a mi mascota (y por tanto, a mi familia) a estas infecciones. Insisto en que es un riesgo muy grande (por ejemplo, es muy frecuente la presencia de salmonella). *5

Además, cocinar por calor realmente hace los alimentos más digeribles, porque escinde muchos de los nutrientes en las moléculas fundamentales que podemos absorber. Un trabajo que, de otra forma, debería hacerse íntegramente en nuestro sistema digestivo. Por lo tanto cocinarlos reduce el tiempo de digestión, y los recursos que se gastan en ella (en forma de proteínas, enzimas…). *6



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Los efectos del cocinado son destructivos sobre los alimentos: • El cocinado destruye las vitaminas, especialmente hace que se pierdan las vitaminas hidrosolubles (complejo B y vitamina C); (…)

Las vitaminas son compuestos fundamentales de la dieta que el cuerpo no puede sintetizar a partir de otros compuestos. De esta manera, las vitaminas deben tomarse con la alimentación. Es cierto que algunas vitaminas son termosensibles, pero los fabricantes de pienso ya han previsto esto y vienen en ellos en forma de aditivos.



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) • El cocinado destruye las enzimas contenidas en los alimentos crudos, que actualmente se consideran nutrientes de gran importancia; (…) Pareciera que las enzimas que contienen los alimentos crudos no sean importantes, pero la realidad es que marcan una gran diferencia. Cualquier alimento tratado por calor para personas o animales, sea cocinado, esterilizado o pasteurizado, carece de las enzimas necesarias para su correcta digestión (…) Ni las personas ni los animales pueden existir sin ingerir las enzimas de los alimentos (…)

Por otro lado, los enzimas son proteínas formadas por aminoácidos enlazados. En el estómago de cualquier animal, estas proteínas o enzimas ingeridas con la dieta son degradadas hasta aminoácidos, que son los únicos que se pueden absorber en el intestino. El organismo no absorbe proteínas concretas, sino aminoácidos, de manera que cocinar el alimento ahorraría al animal un esfuerzo químico de degradación que ya habría sido hecho por el calor. Es lo mismo que comentaba en el punto de la digestibilidad. *6



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) • El cocinado destruye los antioxidantes, imprescindibles para prevenir enfermedades degenerativas al inhibir la formación de radicales libres; (…) y destruye los antioxidantes, esenciales para prevenir la oxidación de los nutrientes en el organismo con la consecuente formación de radicales libres que son responsables del envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas como el cancer o las enfermedades autoinmunes (…)

De igual forma que con las vitaminas, los antioxidantes termosensibles pueden añadirse como aditivos. Aún así, su importancia en la prevención del envejecimiento es más una estrategia comercial moderna que un papel biológico relevante, porque los principales implicados en la lucha contra el estrés oxidativo son enzimas endógenos que produce el propio cuerpo del animal.

Además, en este punto Dolores se confunde con un par de cosas. No voy a meterme en profundidad porque sería demasiado técnico y largo de explicar, pero la implicación de los radicales libres en dichas enfermedades no tiene que ver con la oxidación de nutrientes, sino con su efecto mutagénico al atacar el DNA. *7


Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) • El cocinado reduce el valor proteico y la biodisponibilidad de las proteinas, volviendolas indigestibles y haciendo que se pierdan aminoácidos esenciales, lo que conduce a enfermedades carenciales; (…)

Esta afirmación es real, pero está muy sacada de contexto porque la magnitud de este efecto es irrisoria. De manera que, cocinar un alimento rico en proteínas, hace que una pequeña fracción no pueda ser absorbida, pero de ninguna forma vuelve a este alimento significativamente deficiente. No es justo hablar de un suceso sin asignarle una magnitud, que de asignársele veríamos que es muy baja.



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) • El cocinado produce alimentos "extraños" al modificar la estructura molecular de grasas, proteínas y carbohidratos, es decir los nutrientes principales que componen los alimentos que no sólo los vuelve indigestibles, sino que cuanto mayores sean los cambios, el organismo temina considerándolas como moléculas extrañas, lo que resulta en enfermedades inmunomediadas (alergias, enfermedades autoinmunes), aparte de que esas moléculas extrañas pueden ser cancerígenas (…)

De nuevo, si esto realmente ocurre, su magnitud es muy pequeña (no significativa). La prueba la tenemos en la alimentación humana, que cocinamos los alimentos para esterilizarlos, que es más importante que un fenómeno tan marginal como el que cita Dolores.

Ya comenté algo sobre las alergias y no lo voy a repetir. Respecto a las enfermedades autoinmunes, no sé de dónde ha sacado esta información, porque este tipo de dolencias no suelen tener relación directa con la dieta (y mucho menos con si está o no cocinada), sino que más bien están mediadas por predisposiciones genéticas endógenas. *8



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Cuando alimentamos o comemos alimentos cocinados, lo que hacemos es poner una carga sobre el higado y el pancreas, los cuales tienen que trabajar el doble para digerir los alimentos y esto dificulta sus otras funciones en el organismo. No es de extrañar, por tanto, que cada vez haya más animales con pancreatitis, síndrome de colon irritable, obesidad, alergias alimentarias, defensas escasas ante enfermedades infecciosas, artrosis, cancer, problemas renales, etc (…)

Es precisamente al contrario, ya lo he dicho antes, los alimentos cocinados necesitan un menor esfuerzo enzimático para ser degradados. La mayoría de enfermedades que nombra no están relacionadas con sobreesfuerzos del sistema digestivo (como el hígado o el páncreas). Aparte, no hay que olvidar que la cría abusiva también ha perjudicado en estos aspectos a nuestros animales –las famosas alergias del West Highland White Terrier, la hepatitis crónica del Pinscher o la pancreatitis del Schnauzer miniatura. *4, 6, 9, 10, 11



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Cuando cocinamos los alimentos estos retienen los suficientes nutrientes para mantener con vida a un perro o gato sin problemas de salud inmediatos, pero no les permiten tener una vida larga y saludable. Los alimentos con vida son esenciales para la salud, no hay otro modo de estar libre de enfermedad. TODOS los cánidos y félidos tienen un organismo diseñado para alimentarse de alimentos CRUDOS. El darles alimentos cocinados lleva a deficiencias que resultan en una salud pobre e incluso muerte prematura y esta salud pobre se hereda en las generaciones venideras manifestándose cómo defectos congénitos. (…)

Precisamente es al revés. ¿Viven más los animales salvajes o los domésticos? Incluso aquellos animales domésticos que no son vacunados y residen en granjas o campos, al aire libre, viven más tiempo que los lobos. De lo que hay que deducir que un cúmulo de efectos, entre ellos la dieta, están afectando en esta longevidad. No me repetiré acerca de aquello de lo que están ‘diseñados para comer’, un poco más arriba ya hablé de ello.

Me parece una verdadera barbaridad la última frase del párrafo, aquello de que la salud pobre ocasionada por darles cierto tipo de alimentación va a ser heredada por su descendencia. Esta es la base del Lamarckismo, ideas que fueron superadas en el siglo XIX: Los caracteres adquiridos no se heredan. El ejemplo típico es aquél de que si te cortan un brazo, tu hijo nacerá sin dicho brazo. Lógicamente, no es cierto, y actualmente se acepta el neodarwinismo, revisión de la Teoría de la Evolución de Charles Darwin y Alfred Russell Wallace, que dicta que sólo aquellos caracteres que están en el genoma de un individuo son heredables.



Dolores Sánchez-Peñalver escribió:(…) Si el dar alimentos crudos le preocupa por el posible contenido de bacterias y parásitos a pesar de que su aparato digestivo está adaptado para ello, y prefiere asegurarse que no va a sufrir daño alguno, puede adoptar unas medidas de seguridad que no tienen los efectos nocivos del cocinado: (…)

He hablado de esto antes, el riesgo es real, no es una cosa posible con una probabilidad reducida. También he nombrado aquello de la ‘alimentación evolutiva’ y el hecho de que los perros domésticos no son tan resistentes como los lobos salvajes, entre otras cosas por la cría selectiva abusiva.

Después de este párrafo Dolores recomienda una serie de remedios naturales (que no he citado) que no voy a comentar, precisamente porque desconozco el tema. Sin embargo, sí quiero dejar constancia de que no por ser elementos naturales han de ser mejores que sustancias sintéticas, farmacológicas o purificadas (vamos, tratadas).


Para finalizar, he contestado en base al documento de Dolores porque es la información que se me ha citado, pero mis ideas nacen de mi reflexión sobre el tema desde la bibliografía especializada. No pretendo resultar reaccionaria respecto a Dolores, ni respecto a la gente que defiende este tipo de dietas. Tampoco esto me hace posicionarme respecto a un tipo concreto de dieta (es decir, no estoy argumentando en contra de la ACBA o BARF para defender el pienso).

Sin embargo, leyendo más información de la web de Dolores (a parte de la información sobre la ACBA) no puedo evitar sentirme en desacuerdo con muchas de sus recomendaciones para otros ámbitos, como puede ser: no vacunar o desparasitar a los perros a menos que estén realmente enfermos, educar únicamente en positivo, utilizar técnicas no científicas para la sanación de animales (Reiki)… etc.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.
Baudin

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Dic 2008
Mensajes: 1361

Ubicación: Valdemorillo Madrid
Valoración: 66
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 07/05/2010 01:09
Citar

Primero decir que el publicar el articulo de Dolores Sanchez-Peñalver, no quiere decir que este completamente de acuerdo con todo lo que dice, pero, aun asi comparto muchas de sus premisas, solo lo puese por un exceso de vagancia y no tener ganas de escribir en ese momento, pero, recojo el guante, eso si, lo desgranare en capitulos (muy extensa tu publicacion tocando demasiados temas) para no confundir a los posibles lectores.

No es ni pionera, ni referente (o por lo menos en mi caso), es más, antes de poner su articulo, no sabia de su existencia, ni de lo que defendia, la alimentacion natural ya la defendia y utilizaba Chris, siguiendo su instinto, recomendaciones de otros criadores y los resultados que observaba en sus perros y en otros aliementados con este tipo de dieta.

Hacia años de esto, pero.. contestemos con calma y pausa que aunque utilices textos y/o artículos publicados en revistas científicas, todos, si queremos podemos encontrarlos (de esos supuestamente cientificos) que digan lo contrario a lo que defiendes, la inmensa mayoria están subvencionados o pagados por quien le interesa que se haga el estudio, por ello la comunidad científica, se ha auto excluido de la verdad hace muchísimo tiempo, y la mayoría (hay raras excepciones, pocas para nuestra desgracia) sirve a determinados intereses y muchas veces (los mismos autores) tienen artículos publicados que defienden posturas totalmente contrarias. Aun así, por mucho que utilicemos el método de pares (que tan bien lo has puesto), este no garantiza nada, solo que dos se han puesto de acuerdo, no en el contenido del articulo sino en los medios utilizados para elaborarlo, puedo citarte muchísimas “verdades” científicas (ratificadas por este metodo infalible), que al final se han demostrado falsas.

La industria de la alimentación animal está regulada, y debe cumplir unos estándares que dependen de la legislación de cada país (siendo común para toda la Unión Europea), y que raramente permitirían estas prácticas que rallan el surrealismo, si se quiere. Los de los desechos de mataderos es, hasta cierto punto, aceptable, porque como supondréis las piezas que no se pueden procesar para alimentación humana son aprovechadas para la animal u otras cosas. Sin embargo los animales enfermos no van a parar a los mataderos, y se les aplica tratamiento de residuos (de forma que no terminan como alimentación de ningún tipo). De todos modos, ingerir tumores, que no es el caso, no te causaría un tumor, estando de más esta información en dicho argumento.

Por otro lado, los animales que han fenecido o sido sacrificados en clínicas de animales deben llevar un protocolo estricto de tratamiento de residuos (que también llevan, por ejemplo, los animales que fallecen o se sacrifican en mi Universidad). Por legislación, estos cadáveres no pueden llegar a ser consumidos por ningún tipo de animal.


Partes de una premisa falsa en la alimentación de mascotas, cierto es que a raíz de el llamado mal de las vacas locas (utilizo esta terminología para que todo el mundo se entere), la comunidad económica europea, dicto resoluciones de obligado cumplimiento para la alimentación de animales, pero solo de aquellos que intervenían en la cadena de alimentación humana, obviando la de mascotas, que hoy en día solo (como dicen ellos) se auto-regulan, es decir que son ellos mismos los que garantizan la procedencia de los componentes, si les pides cualquier trazabilidad (puedes probar a pedirla a casi cualquier marca) se niegan a darla por que la CEE solo obliga a aquellas que intervienen en la cadena de alimentación humana, no a la de mascotas y te remiten a su asociación (www.anfacc.com) que por supuesto ni te la da, ni se molesta en responder y mucho menos, te facilitan una relación de proveedores, pero como de perros viejos estamos todos hechos, basta con pedir al deposito de cuentas (ahí si tienen obligación de declarar proveedores que les facturan mas de 500.000 pts, ahhh.. bendita y odiada hacienda) observas que entre los proveedores de las fabricas de pienso, están las empresas de alimentación humana, curioso dato, ya que me imagino que todo aquello que es apto para el consumo humano, estas empresas destinaran esos productos a los humanos ya que el precio de venta es sensiblemente superior que en el mercado de mascotas (salvo que les guste perder dinero), luego (y esto es una hipótesis) lo que les compran por supuesto los desechos no aptos para la alimentación humana por su escaso contenido y/o ser perjudiciales para nuestra dieta.

No digo que esto no haya pasado en algún momento de la historia (sin más, nos podemos remitir a la epidemia de Encefalopatía Espongiforme Transmisible Bovina que hubo hace unos años, precisamente por una mala praxis en este tipo de tratamientos residuales), pero creo que no sea un argumento válido hoy en día, y no está bien usarlo sabiendo el desconocimiento general que la gente tiene, y lo sencillo que resulta alarmarla.

Efectivamente, insisto, no es valido en aquellos animales destinado al consumo humano, pero no en otros, para nuestra desgracia, mas bien la de nuestras mascotas, eso no es así y si es cierto que las directivas comunitarias obligan al tratamiento residual de esos restos, pero, siempre y cuando no se exporten para que lo hagan otros, es decir, se venden a países que no son de la CEE y que no deben cumplir esas normas de tratamiento, acto seguido, las pocas empresas fabricantes que mantienen plantas en la CEE, recompran esos residuos (trasformados) y los incorporan a los piensos (son muy baratos), el resto, tienen las fabricas en esos mismos paises para evitar según que controles


Dolores Sánchez-Peñalver
(…) Entre conservantes que son cancerígenos (…) y el procesado de los alimentos tan antinatural para el aparato digestivo de un carnivoro, la mayoría de los alimentos comerciales se han convertido en una de las causas del incremento de enfermedades cómo las alergias o el cancer en nuestros compañeros en los últimos tiempos, además de en muchos casos presentarnos un verdadero obstáculo a la curación. Es más, encontramos que muchas veces el simple hecho de cambiar al paciente la dieta a una más natural le cura, incluso sin necesidad de medicamento alguno, por simple desintoxicación. Al igual que buscamos unos medicamentos más naturales y menos tóxicos, es lógico que queramos evitar estos tóxicos en la alimentación de nuestros pacientes (…)

La idea que Dolores transmite con esta intervención es una constante que se repite en todo el texto, y que –por desgracia– está muy arraigada, pareciéndose aceptar socialmente sin más (heredada del ecologismo reaccionario ideológico, no científico). Muchos homeópatas abrazan estas ideas, pero tenemos que ser conscientes de que tienen una base ideológica, no empírica. Y me refiero a la argumentación de que existen cosas naturales que son saludables, y cosas que por intervencionismo se convierten en antinaturales, dejando de ser saludables.

Por ejemplo, eso de que los conservantes son cancerígenos. (…)


La mayoría de los conservantes que utilizan los piensos, están prohibidos en la cadena de alimentación humana por ser cancerígenos y/o dañinos, si además, tienes en cuanta que muchos de ellos, los humanos los consumíamos esporádicamente (y aun asi se prohibieron), a tus mascotas, les obligas comerlos a diario ¿con que resultado? (desde luego, nada bueno para su salud).

Esta es una relacion de los conservantes mas utilizados en piensos y sus efectos, como cada vez estan mas difundidos, ahora los camuflan con otros nombres, pero siguen siendo igual de malos, y decirlo, no tiene nada que ver con ecologismo recalcitrante ni de salon (con lo que no estoy en absoluto de acuerdo)

BHA:
Se emplea como conservante, estabilizante, saborizante y antioxidante; es indisoluble en agua y se sabe que puede causar reacciones alérgicas importantes. Afecta a riñones e hígado, si bien se considera menos tóxico que el BHT, dado que es más fácilmente metabolizado por el organismo del animal que lo ingiere. Un estudio japonés reveló que se habían dado elevados índices de tumores cancerígenos, tanto benignos como malignos en ratones de laboratorio a los que les fue administrado BHA. Hoy en día está prohibidos para consumo humano, al haberse comprobado que existe una correlación directa entre su empleo y la aparición de tumores y otras disfunciones hepáticas, anomalías en los fetos, aumento de los niveles de colesterol, inhibición del sistema inmune y bajada de leucocitos, junto con una deficiente absorción de la glucosa. Pocos saben que el BHA en origen fue desarrollado por las fábricas de Ford Motor Co en 1920, para conservar mejor el caucho de las ruedas de coche.

BHT:
Usos muy similares a los del BHA, al que se añade el empleo como conservante de carnes preparadas para congelación; es más tóxico que el BHA y de hecho científicos de la Universidad de Loyola en EE.UU. informaron ya en 1972 del resultado de unos estudios según los cuales se observaron graves anomalías cerebrales en crías de ratón nacidas de madres a las que se les administró este conservante químico. Se sabe además que pueden contribuir a convertir en toxicas o cancerígenas otras sustancias ingeridas a la par que el propio BHT.

ACEITE DE MAIZ:
Se emplea como emulsionante y es un subproducto que se obtiene a partir de la molienda humeda del grano que se emplea en la fabricación de dextrinas, almidones de maíz y aceite. Es dermoirritante y alérgeno y se sabe que causa defectos de nacimiento en animales de experimentación.

ETOXIQUINA:
Desde finales de la década de los ochenta, se sabe que su empleo como conservante y antioxidante en los alimentos destinados al consumo de perros, produce alteraciones de piel, letargo y serios problemas renales y de la glándula tiroidea, y asimismo problemas para la reproducción y cáncer. Años más tarde, en 1995, un estudio llevado a cabo por investigadores mexicanos demostró que en ratas de laboratorio este conservante afectaba seriamente a los riñones. Como consecuencia de ello, dos años más tarde la F.D.A. norteamericana redujo la cantidad de etoxiquina permitida en piensos para perros.

GLUTAMATO:
La FDA Norteamérica está estudiando la posible relación de este saborizante, que confiere sabor de carne a las comidas, con toda una serie de alteraciones mutagénicas, teratogénicas y reproductivas.

GLICOLES:
Entre otros el Glicol de Propileno (Propylene Glycol).
“Glicol” significa literalmente glicerina más alcohol; son empleados como humectantes y emulsionantes. La propia FDA advierte de sus efectos nocivos, aunque no sea más explicita.

NITRATOS (de Potasio y de Sodio):
Se emplean para fijar e incrementar el color de las carnes rojas; combinados con la saliva y otras sustancias alimentarias, dan lugar a las nitrosaminas que son agentes altamente cancerígenos., vinculados al cáncer hepático, pancreático y otros del sistema digestivo.
Los nitratos en sí mismo causan un importante déficit en el aporte de oxigeno al cerebro (metemoglobinemia), lo que puede ocasionar la muerte.
Expuestos al aire, los nitratos se convierten en nitritos.
NITRITOS (de Potasio y de Sodio):
El nitrito de Potasio se emplea como fijador de color en carnes rojas; el de Sodio tiene la particularidad de evitar el desarrollo de esporas de Clostridium botulinum, causantes de la enfermedad del Botulismo y por eso se emplea en la fabricación de productos enlatados y en la conservación de distintos tipos de carnes y pescados. También tiene la capacidad de convertirse en nitritos, altamente cancerígenos, cuando expuestos al aire o cuando se combinan con los jugos gástricos.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
Berty

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Oct 2007
Mensajes: 4393

Ubicación: Lugo
Valoración: 25
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 07/05/2010 14:56
Citar

Bueno.. yo no voy a extenderme como vosotros porque no tengo tantos conocimientos ni ganas ahora mismo... Verguenza
Pero sí decir que creo recordar que aquí ya se habló en algún post sobre el tema de los piensos y de cómo se comercializan y en eso estoy de acuerdo con Baudin que la composición de éstos muchas veces lleva componentes no controlados ni aptos para el humano.
Recuerdo que se habían colgado incluso videos sobre cómo muchos de estos piensos conocidos experimentaban con los propios animales para sacar "nuevas líneas" produciendo en muchos casos malformaciones, etc...
con lo cual... está claro que todo lo que introducen no es al 100% sano.
yo recuerdo que le compraba un pienso a mi adietrador que era 100% natural y él lo compraba para sus perros, y aprovechabas y te hacia el pedido (por aquello de los portes, no ganaba nada con ello, pero el pienso era muy bueno...)

Bueno, os dejo con vuestro "Careo" que es muy interesante...
Y recordaros solamente que los piensos de animales tampoco han estado al 100% controlados ni para consumo humano pues las enfermedades como vacas locas, y otras que no se han escuchado tanto pero que sí han ocurrido, en pollos, en conejos, etc... vienen de los piensos...
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv.

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> Salud y cuidados Ir a página 1, 2, 3, 4  »

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba