Ir a versión móvil

Foro de perros


Primeriza con un cachorro de casi 4 meses


Índice del Foro ->

Educación

 
Autor Mensaje
Lauraac

Adoptad@

Adoptad@


Registrado:
Ago 2015
Mensajes: 2

Ubicación: Málaga
Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 19/08/2015 18:18
Citar

Enlaces patrocinados

Buenas tardes:
Llevo unas semanas curioseando por este portal y por otros rincones de la red porque estaba decidida a acoger un nuevo miembro, en este caso un pequeño peludo, en mi hogar. Al final, tras valorar todas las responsabilidades que implica, decidí (junto a mi hijo de 10 años y tras consultar con mis padres) que estábamos listos para adoptar un perrete. Y así sigue siendo, estoy feliz por la decisión tomada y por la llegada de Dante a nuestras vidas, pero ahora estoy llena de preocupaciones...

Os cuento un poco la historia: el lunes por fin pudimos adoptar a Dante un cachorro de golden de casi cuatro meses. La chica que lo tenía en acogida nos comentó que había estado en un criadero multiraza hasta unos pocos días antes y que se deshicieron de él porque ya no estaba en "edad de venta". Triste pero cierto... y no sabemos qué trato habrá recibido allí durante esos meses.

El caso es que Dante, durante gran parte de su vida no ha estado en un ambiente demasiado dado a la educación y la convivencia con humanos, y eso me preocupa. Aunque, repito, era consciente de ello antes de adoptarlo y no me arrepiento para nada. Llegó a casa y, tras olerlo todo, decidió que su refugio era al lado de mi cama y estuvo toda la tarde apático, pero poco a poco juega más y es más interactivo (aunque prefiere jugar solo) y, sobre todo, reacciona al cariño que le damos. Pero a excepción del cuarto de estudio-dormitorio y el baño, el resto de la casa le da miedo, incluso hay que "obligarle" para salir al patio... El primer paseo hacia la clínica veterinaria fue toda una proeza.

Quizás parezco una madre preocupada y primeriza... :)

En principio creo que no se trata de un problema de conducta en sí, sino la preocupación de que sea muy mayor para aprender su nombre y ciertos comandos. Me preocupa también el excesivo temor a salir de la habitación e interactuar con los demás miembros de casa.

Es muy noble, no se separa de mí y me sigue a todas partes (excepto cuando voy a las zonas de la casa que no le gustan, que entonces se queda en la habitación ya dicha o el baño gimoteando). Nada más llegar escogió como refugio los pies de mi cama y si me pongo a estudiar se acurruca junto a mis pies bajo el escritorio. Es por ello que temo por el momento en que deba volver a la facultad, pues estaré unas 5 horas ausente por las mañanas y otras 2 por las tardes. No se quedaría solo, pero es que no interactúa con mis padres (mi niño estaría en el colegio) y gimotea y araña la puerta si no puede seguirme a otra parte de la casa.

Por las noches está siendo también un poco trasto: al oír perros ladrar, él responde (cosa que entiendo lógica). Pero ante cualquier pequeño ruido está alerta, hasta el punto de que ladra si oye que mis padres se levantan y van al baño (que está al lado de nuestra habitación) por la noche. Se despierta muy temprano y varias veces en la noche queriendo jugar y me salta en la cama para que le haga caso. A ello respondo con un NO contundente para que no salte, al instante obedece, pero lo repite y sigue jugando cual cachorro que es y no hay quien duerma. ¿Quizás no debiera dejar que duerma tanto durante el día? No quiero despertarle tampoco porque al ser cachorro aún tengo entendido que deben dormir muchas horas, pero es que en la noche se activa como un terremoto...

En cuanto al tema de las deposiciones, no puedo sacarlo de paseo aún pues le faltan algunas vacunas, pero sí he conseguido que lo haga en el patio de casa (supongo que por el distinto sustrato y al gran tiempo que habrá pasado con su madre). Intento avanzar en pequeñas cosas con un condicionamiento positivo (chuches caninas, halagos, caricias...) y con ello he conseguido que se siente y se espere a que le "dé permiso" para abalanzarse sobre el comedero. Aunque sigo sin lograr la más mínima reacción al llamarle por su nombre o cuando quiero que venga.

Como podéis ver no es un problema conductual en sí (al menos aún), sino más bien un proceso de adaptación. Pero un proceso en el que quiero hacer las cosas bien para que todos tengamos una futura convivencia feliz, y la verdad en que estoy llena de inseguridades.

Perdonad si me he extendido demasiado, pero agradecería algún consejo que pueda orientarme en la educación de mi pequeño. Un saludo y muchas gracias de antemano.


EDITO: Por prescripción veterinaria tengo que aplicarle aloe en la trufita pues tiene una herida. No sabemos aún a que se debe por lo que antes de prescribir cualquier pomada antibiótica u otro medicamento, quería observar la evolución. El caso es que no consigo tampoco poder aplicárselo con calma ya que no me conoce demasiado aún. Por un lado debería obligarle y "someterle" a ello, pero no sé si chocaría con la toma de contacto y la socialización conmigo...
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv.
Willy

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Oct 2003
Mensajes: 6303

Ubicación: Cádiz - España
Valoración: 127
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 20/08/2015 08:46
Citar

Buenos días Laura,

En primer lugar quiero decirte que al adoptar un perro con 4 meses que no ha salido del lugar donde nació y que por tanto ha tenido un contacto muy limitado tanto con las personas como con el mundo exterior en general te has comprometido con un perro que no tiene las mismas posibilidades de convertirse en un perro abierto y sociable que otro perro que sí entró desde pequeño en contacto con el mundo. En La importancia de la impregnación para el cachorro y en El período de la sociabilización en el cachorro puedes leer con más detalle por qué esto es así.

Creo sinceramente que las personas que se ocuparon de acogerlo y darlo en adopción deberían haberte comentado estas cosas con mucho detalle antes que cualquier otra cosa. Si no lo han hecho no son personas muy responsables.

De estos dos artículos puedes deducir también que es un grave error no sacar a Dante a la calle a partir de ya. No quieres que él ahora asuma tu casa, o tu cuarto, como "el resto del mundo", debes empezar a ampliar su horizonte ya, hoy mismo.

No debes caer en el error de darle mucho cariño, porque Dante ahora mismo es un perro que se agarra con todo su alma al primero que le resulta de confianza y cada poquito de mimo hará que aumenta ese hipervínculo. Muy fácilmente llega a un punto en que estar un segundo sin ti llega a ser poco menos que un martirio para él. Es un perro muy propenso a desarrollar un problema llamado Ansiedad por separación.

A la vez, cuanto más se vincula a ti, menos necesidad e interés tendrá en aventurarse e intentar conocer a otras personas.

Dáte cuenta de que en su vida anterior él ha conocido probablemente sólo una o dos personas, las que se ocupaban de dar de comer a todos los perros que había en ese mal llamado criadero. Él probablemente vivía en una zona limitada junto a otro número de perros.

Intuyo que por haber vivido así será un perro bastante sociable con los perros y eso mismo es algo que podrías aprovechar para hacer sus salidas a la calle menos difíciles para él. Pasear junto con otra(s) persona(s) con su(s) perro(s) quizá será positivo para él. También sería bueno llevarlo a lugares frecuentados por otros perros, pero dado que aun no tenga todas sus vacunas es mejor evitar por el momento estos lugares. Sobre todo porque debes evitar contacto directo con las heces de otros perros y con perros de los cuales no estás segura de que etsén bien vacunados.

Te aconsejo que no le dejes entrar en tu cuarto, porque no quieres que lo adopta como un refugio. Debe verse obligado a aventurarse en el resto de la casa. De lo contrario dependerá cada vez más de la seguridad que le da tu cuarto-refugio. Mantén la puerta cerrada para que no entre y si puedes pon tu ordenador en una zona común de la casa.

Si busca tu cercanía no debes prestarle mucha atención, no quieres fomentar que se refugia en ti tampoco.

Lo sé, todo esto suena crudo, pero debes tomar muy en cuenta que Dante no es un perro cualquiera sino un perro con unas limitaciones que le convierten en un perro muy propenso a desarrollar una serie de problemas.

Voy a proponerte unos artículos cuya atenta lectura te servirá:
¿Tu perro es malo?,
Ignorar al perro,
Equilibrio entre cariño y disciplina.

En realidad te vendrá bien leer todos los artículos de los apartados de Educación, Comportamiento y Problemas de nuestra web.

La herida en su trufa quizá es debido al roce con una puerta o una malla/reja detrás de la cual ha estado encerrado. Si es así se curará sola. No le fuerces a la hora de ponérsela, intenta hacerle descubrir que ponerle pomada es igual a ganarse una pequeña chuche.

Seguramente seguirás teniendo muchas o incluso más dudas. No dudes en exponerlas aquí, dentro de lo posible intentaré ayudarte a aclararlas.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook
Lauraac

Adoptad@

Adoptad@


Registrado:
Ago 2015
Mensajes: 2

Ubicación: Málaga
Valoración: 0
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 20/08/2015 11:39
Citar

Buenos días Willy,

Ante todo muchas gracias por tu pronta respuesta y por animarme a que siga exponiendo mis dudas.

Es precisamente por los artículos que mencionas sobre la impregnación y la sociabilización que entré en contacto con la web y me animé a comentar el caso de Dante.

Quienes lo acogieron me informaron someramente de las dificultades que comportaría y, además, yo ya iba también prevenida. Pero no imaginaba que fuese tan crudo como me comentas y como he leído en los artículos. De todos modos noto en él una evolución muy rápida. Sí es cierto que al cerrarle la puerta de la habitación o irme a otro lugar lloriquea y salta sobre la puerta, pero ya admite estar en otras partes de la casa. Y, aunuqe sigue siendo difícil sacarlo al porche, sí que está agusto en él y lo curiosea todo: olfatea, va a cada rincón, está pendiente a los ruidos a los gatos... Y ya va relacionándose con el resto de miembros de la casa (excepto mi hijo que no está estos días y es el temor que tengo: que se crea superior a él en la jerarquía cuando regrese).

En el tema cariño. Me resulta muy duro no dárselo, pues me sale de forma natural y entiendo que es algo que también necesita. Pero trato de no estar muy pendiente a él a la vez que ser disciplinaria también. Creo que voy logrando un buen equlibrio. Ya responde a muchas cosillas: come después que nosotros y hasta que no se sienta y se queda quieto no le pongo el cuenco, si se avalanza sobre él se lo quito... Y he logrado que coma cuando le digo ya. Algo similar al entrar de nuevo en casa tras el paseíto por el porche. Son pequeñas cosas en las que he notado una gran mejoría.

En resumen, creo que ha avanzado mucho en poco tiempo.

Respecto a lo de sacarlo a la calle es uno de mis mayores conflictos: vacunas vs socialización. ¿He de entender entonces que si pasea por zonas limpias y con perros bien vacunados no debería correr ningún riesgo de enfermedad?

De veras, muchísimas gracias por todo y leeré los artículos que mencionas que aún no haya leído.

Un saludo
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Mens. Priv.
Willy

Veteran@

Veteran@


Registrado:
Oct 2003
Mensajes: 6303

Ubicación: Cádiz - España
Valoración: 127
Ausente


¿Te resulta útil
este mensaje?

  Si No
Puntuación: 0
MensajePublicado: 20/08/2015 21:26
Citar

Es buena señal que vaya soltándose un poco. Guiño

En primer lugar por el alcance de la influencia de lo sucedido y no sucedido durante estas primeras fases sensibles, la impregnación o primera sociabilización y la (segunda) sociabilización, pongo mucho enfasis en el manejo de las emociones humanas. Ya que éstas influyen muy directamente en las emociones caninas, pero no siempre como nos imaginamos...

Además, un perro abandonado, acogido y luego adoptado de por sí ya es muy propenso a agarrarse demasiado a una persona.

También, necesita tiempo, para poco a poco ir asumiendo los cambios e ir adaptándose. En general, un perro adoptado tarda unas seis semanas en empezar a tener la suficiente confianza como para empezar a mostrar su verdadera forma de ser.

Conviene que intentes mantener una cierta distancia a la vez que quieres ir dándole su lugar, en el más amplio sentido de la palabra.

No debes esperar con adoptar la actitud adecuada hasta más adelante, debes optar por lo más seguro que es empezar a hacer las cosas bien desde ya.


Cita:¿He de entender entonces que si pasea por zonas limpias y con perros bien vacunados no debería correr ningún riesgo de enfermedad?

Hasta cierto punto, del todo seguro no es nada, pero lo que sí es seguro es que cuanto más tardas en empezar a sacarlo, más dificultades tendrá para ir adaptándose a ese entorno tan grande y desconocido que es para él el mundo del cual formará parte durante el resto de su vida.

El contacto directo con las heces de otros perros, lugares muy sucios y otros perros no vacunados son las principales causas de contagio.

Puedes enseñarle el mundo con tranquilidad, mientras que evites el contacto con lo mencionado.
⇑Volver arriba⇑
Perfíl Álbum Mens. Priv. Email WWW Facebook

Enlaces patrocinados

 Responder
Índice del Foro -> Educación

 
 
Saltar a:  

Búscanos en:

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »


Volver arriba