¿Qué hacer para enseñar a mi perro a ser limpio en casa?

Las claves fundamentales para conseguir que lo aprenda.

Para tu perro, hacer sus necesidades en un lugar u otro es una cuestión de costumbre. Hacerlas dentro o fuera de la casa, en un sitio en concreto, es lo mismo para él: una costumbre. Las costumbres necesitan tiempo para establecerse, cuantas más veces se pueda repetir la misma acción, mejor establecida estará la costumbre. Una vez establecida necesitará tanto tiempo para desaparecer como el que necesitó para establecerse.

Enseñar a hacer pipí fuera de casa

Es muy importante que siempre tengas este dato en mente ya que te ayudará a entender cómo debes actuar y qué cosas debes evitar.

Comprenderás que en vez de que tu perro entiende que no debe hacer sus necesidades dentro de casa porque tú no quieres que lo haga se acostumbra a hacerlas en la calle porque las ha hecho allí muchas veces. En El poder de las costumbres puedes leer más sobre este aspecto tan importante del comportamiento y la educación de tu perro.

Para ayudar a comprender bien el alcance de lo que significan las costumbres en la enseñanza de los hábitos higiénicos recomiendo que veas el siguiente vídeo antes de continuar leyendo.

Cargando el reproductor de vídeo...

Las dos ratas que aparecen en este vídeo han sido entrenadas, una ha adquirida la costumbre de pararse a una distancia corta para comer y la otra al final del recorrido. Si observas bien verás muy claramente que un cambio en las circunstancias desconcierta a las ratas, porque son animales de costumbres.

Ahora, imagínate que en vez de una rata que encuentre su comida en un lugar que no es el habitual y no es capaz de comérsela estás viendo a tu perro, acostumbrado a hacer sus necesidades en un lugar, su lugar habitual. Si su lugar habitual es la calle, o tu jardín, y la costumbre de hacerlo allí está lo suficientemente asentada no será capaz de hacerlo en otro lugar, por ejemplo al lado del sofá.

No solamente estarás acostumbrándole a hacer las necesidades en la calle. También estarás haciendo desaparecer la actual costumbre de hacerlo todo en el lugar "equivocado". Esto se llama deshabituar. Para que tenga éxito es muy importante conseguir que tu perro no pueda cometer ni una sola vez el error de siempre. Cada vez que pueda volver a hacerlo mal pierdes algo de lo conseguido. Cuantas más veces se pueda equivocar, más difícil resultará cambiar la costumbre. Incluso puede llegar un momento en que ya no consigas nunca lo que quieres. Así que debes estar muy pendiente de todo lo que pase, no puedes dedicar tiempo a otra cosa.

La enseñanza más eficaz será la que permita a tu perro hacer sus necesidades siempre en la calle. No es fácil, porque suele tener la necesidad de hacer pis o caca muchas veces al día. Si sabes detectar cuándo tendrá ganas y sacarlo antes de que se lo haga, conseguirás que no se "equivoque" nunca (¡realmente no se está equivocando porque no sabe dónde sí y dónde no debe hacerlo!) Haciéndolo siempre en el lugar que tú elijas como el más adecuado, adaptará la costumbre de hacerlo ahí como la cosa más natural del mundo.

Para saber cuándo tu perro tendrá necesidad te puede ayudar saber que hay muchos momentos en los que tiene que hacer algo seguro:

  1. Al despertarse.
  2. Después de comer.
  3. Después de haber jugado.

Si estás muy pendiente de todos los momentos en que tu perro realice una de estas tres actividades, puedes estar en la calle con él casi siempre que lo necesite. Aparte de estos momentos, tendrá necesidad en otros también, más o menos cada dos horas suele hacer algo, lo cual quiere decir que al principio tienes que sacarlo cada dos horas. Haciendo este esfuerzo durante unas dos semanas él habrá desarrollado un principio de sentido de la limpieza. Claro que podrá cometer "errores" y tardará un tiempo en empezar a avisarte de que quiere salir. Avisará poniéndose de forma inquieta delante de la puerta, mirándote y/o haciendo ruiditos. Es muy importante que sepas evitar que tu perro tenga la oportunidad/necesidad de hacerlo donde no debe. Tienes que estar vigilando y controlándolo todo el tiempo.

Enseñar al perro a hacer del baño fuera de casa

Una ayuda más: pon un horario muy estricto a todo lo relacionado con su digestión: dormir, comer, beber, jugar... Desde el principio debes aplicar un horario a sus tomas de agua y comida.

Saca a tu perro siempre atado e intenta ignorarlo hasta que observes que hace algo. En este momento te pones contento, felicitándolo con voz agradable. Pronto entenderá que a su dueño le gusta mucho que haga sus necesidades. Si en el mismo instante en que empieza a hacer pis o caca le dices una o dos veces con tono algo serio la palabra pipí o caca y mientras lo está haciendo lo felicitas, conseguirás que aprenda a hacer pipí o caca a tu orden.

Premiar al perro

No hace falta que te pongas excesivamente contento a la hora de felicitarlo. Hablarle de forma agradable es suficiente para que entienda que te gusta lo que hace. Evita volver a casa tan pronto como haya terminado su "tarea". Antes de volver pasea un poco más, o juega un poco con él. Así evitarás que aprenda que pipí significa: final del paseo.

Hasta que él no tenga bien claro que debe hacer sus necesidades fuera de casa, no debes corregirlo cuando se equivoque dentro de casa. Entre otras cosas porque muy fácilmente podrá aprender que hacer sus necesidades delante de ti es arriesgado porque te puedes enfadar, pero sin entender qué es lo que intentas transmitir con tu enfado. Si llega a hacer esta asociación errónea tendrás un problema, porque ¿cómo le enseñas a hacer sus necesidades si no se atreve a hacerlas delante de ti?

En ¿Tu perro sabe que ha hecho algo malo? puedes leer más sobre el fenómeno del perro que entiende que su dueño se enfada pero no el por qué de ese enfado. Es de fundamental importancia que eres consciente de ello ya que influye mucho en el tipo de relación que tendrás con tu perro.

Lo que sí puedes hacer para intervenir cuando esté a punto de, o mientras que lo esté haciendo donde no debe, es levantarlo con tus manos alrededor de su pecho diciéndole de manera tranquila y seria "NO" y llevarlo afuera.

Levantar el cachorro corta el pipí

Al levantarlo así cortarías el pipi que estaba haciendo, es el mismo mecanismo que hace que no cae ni una gotita cuando una madre loba cambia a sus cachorros de lugar para esconderlos de un peligro. ¡Si dejara escapar orina durante el traslado dejaría un rastro perfecto que llevaría a los predadores a su escondite!

No usar lejía para limpiar el pipí del perro

¡No debes usar lejía para limpiar los "accidentes" porque la lejía, al entrar en contacto con la orina, se descompone y uno de los elementos que se forman es amoníaco, algo que también se encuentra en la orina de forma natural. Al oler el amoníaco tu cachorro podrá reconocer el olor de pipí y volver a hacerse pis en el mismo lugar! Es mejor usar un fregasuelos con olor a limón, o usar sólo agua con un poco de aceite esencial de citronela. Algo que enmascara el olor a orina.

Ten cuidado con el uso exagerado de productos de limpieza, si tu perro vuelve a orinar en el mismo lugar que limpiaste sus partes podrían entrar en contacto con el suelo (sobre todo en el caso de los cachorros que están aun muy cerca del suelo) lleno de producto de limpieza y esto puede dar lugar a irritaciones.

Castigos que no se deben usar nunca: refregarle el hocico, pegarle (ni con un diario), asustarlo, encerrarle en un cuarto, gritarle, no darle de comer en todo el día...

En todo momento debes tener presente que enseñar a un cachorro a ser limpio en casa es como enseñar a un niño chico a usar el váter, es un proceso y se trata de establecer costumbres.

En el Recopilatorio de consultas sobre hábitos higiénicos encuentras un listado de las consultas más interesantes sobre este tema en nuestro foro.

Valora este artículo

8.5/10 (1434 votos)

Libro hábitos higiénicos

Nota del autor:

El artículo que acabas de leer abarca sólo una parte de toda la información sobre esta materia. Mi libro "Los hábitos higiénicos del perro" contiene 20 capítulos y más de 40 páginas.

Si te tomes en serio enseñar a tu perro a ser limpio en casa de manera rápida, correcta y sin castigos te recomiendo este libro.

Está disponible aquí.

Los hábitos higiénicos del perro

Mi libro sobre cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.

También es el regalo perfecto para un(a) dueño/a en apuros.

Seguir leyendo »

Artículos recientes

  • ¡Peligro, espigas!

    Cuidado con las espigas, son peligrosas para tu perro.

    Se desprenden y se clavan entre los dedos, se meten en las orejas e incluso penetran por la nariz y, literalmente, se introducen dentro del animal.
    Seguir leyendo »

  • Vídeos perrunos

    Perros rezando

    Nuevos vídeos en nuestra colección de vídeos de perros.
    Seguir leyendo »

  • Los Hábitos Higiénicos del perro

    Los Hábitos Higiénicos del perro Los Hábitos Higiénicos del perro

    Este libro explica todo lo que necesitas saber para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades donde tú quieras.
    Seguir leyendo »

www.seguroperros.com

Información independiente sobre seguros para perros.
» Seguir leyendo

Lectura recomendada

Comportamiento ¿Qué y por qué lo hace?

Comportamiento canino

Para una convivencia agradable es de vital importancia que comprendes el comportamiento de tu perro.

Esta serie de artículos sobre los aspectos básicos del comportamiento de los perros te ayuda a comprender mejor a tu perro.
Seguir leyendo »

Educación ¿Cómo lograr que aprende?

Educación canina

Si quieres tener un perro que se comporta bien y que se encuentra a gusto contigo debes educarlo.

Te explicamos los fundamentos de la educación canina, qué es lo que sí y qué es lo que no debes hacer para que aprenda.
Seguir leyendo »

Problemas Cuando algo falla

Problemas de comportamiento

Los perros pueden tener problemas de conducta.

En esta sección puedes encontrar algunos de los problemas más comunes y nuestras recomendaciones para solucionarlos.
Seguir leyendo »

Más artículos en el mapa de nuestra web

Búscanos en Facebook

Si te gusta mi web, por favor compártela con tus amigos.

Un saludo,

Síguenos en

Libro hábitos higiénicos

Nota del autor:

Este artículo contiene sólo una parte de toda la información sobre esta materia. Mi libro "Los hábitos higiénicos del perro" contiene 20 capítulos y más de 40 páginas.

Si te tomes en serio enseñar a tu perro a ser limpio en casa de manera rápida, correcta y sin castigos te recomiendo este libro.

Está disponible aquí.

Fecha última actualización de esta página:
sábado 30 de agosto del 2014 a las 17:06:03


Volver arriba